Diputados y la Barrick

barrick-goldEl presidente de la Cámara de Diputados anunció públicamente su disposición para que ese organismo legislativo se aboque a la revisión del contrato entre el Estado y la empresa minera Barrick Gold, empresa multinacional que explota el oro dominicano en condiciones lesivas al interés de la Nación.

Esas onerosas condiciones le habrán de permitir a la minera extranjera llevarse el valor del oro dominicano, que se ha estimado en más de 40 mil millones de dólares, en tanto al Estado sólo le tocarían mil millones, en un período de 25 años, a los precios actuales del preciado metal. Sin entrar en otras consideraciones, como sería el problema del pasivo ambiental, el nivel de iniquidad que esa relación de explotación encierra, es a todas luces injustificado e inaceptable, y habla muy mal de la pobreza moral de los negociadores nacionales y del nivel de avaricia extremo de los representantes del capital internacional.

La indignación que ha provocado tal nivel de explotación e injusticia, ha hecho levantar el grito de los mejores dominicanos, a fin de que esa ignominiosa operación de dominación extranjera se corrija y se ponga en términos más equitativos y menos nocivos al interés de los dominicanos, que debieron ser mejor defendidos por quienes resultaron traidores a la Nación y pecadores de lesa patria.

Por esas razones el contrato con la Barrick se hace insostenible e insoportable y por ello un grupo de diputados y los sectores sensatos y conscientes han defendido con su voz que se revise y modifique dicho contrato, de modo que la Nación no sea tan perjudicada por un despojo como si estuviéramos en tiempos del colonialismo, ahora en la fase neoliberal del “capitalismo salvaje”.

El gobierno de Medina, que tiene una alta valoración positiva de la mayoría de los dominicanos, fortalecería su posicionamiento y su imagen histórica, si asume la iniciativa de inducir a la revisión del contrato con la Barrick, además de que el gobierno sería el más beneficiado si se mejoran los beneficios del país que se habrán de producir con el oro dominicano.
¡Danilo, manos a la obra!

Nacionalismo racional

Otra situación donde se debe defender los recursos de la Nación, se presenta con la Falconbrigde y la Loma Miranda. El “capitalismo salvaje” ha arrojado para la humanidad dos resultados calamitosos: la explotación humana condenando a grandes segmentos de la población a la pobreza; y la explotación inmisericorde de los recursos naturales, hasta el extremo de poner en peligro la vida humana en el planeta. Evitemos que esas dos maldiciones la concreticemos con la explotación irracional de la Loma Miranda, sólo para garantizar la maximización de los beneficios monetarios de la empresa.

Que se establezca con toda validez y credibilidad la factibilidad técnica-ambiental de practicarle una “cirugía” a Loma Miranda, sin que se ponga en peligro esa fuente de vida. De no ser así, pongámosle un stop a la avaricia destructiva del “capitalismo salvaje”.

¡Defendamos la vida por encima del dinero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s