¿Catedral o “plaza de la discordia”?

PROYECTO PLAZA 30 DE MARZO

RECOMIENDAN VISTAS PÚBLICAS PARA DISCUTIR EL PLAN DE DAR “VISIBILIDAD A LA CATEDRAL”

catedralsantiagoSantiago

Fue en el almuerzo convocado por el arzobispo metropolitano de Santiago, Ramón Benito de la Rosa  Carpio, cuando el presidente Danilo Medina Sánchez escuchó la propuesta de la alta curia católica de construir la Plaza 30 de Marzo, en el costado Oeste de la Catedral Santiago Apóstol.

¿Objetivo? Que el templo sea apreciable desde el puente Hermanos Patiño (nombrado así en honor a los hermanos asesinados por la tiranía de Trujillo) y la avenida Presidente Antonio Guzmán Fernández (o General López) para el desfile militar que se realiza por la avenida Batalla 30 de Marzo o Batalla de Santiago, segunda cruzada posterior a la Guerra de la Independencia Dominicana, librada el 30 de marzo de 1844.

En la citada socialización, entre selectos invitados, se barajó la idea de que la Plaza 30 de Marzo sea una “mini plaza de San Pedro”, estilo Vaticano en Roma, para que desde la Catedral, cuando haya procesiones de Semana Santa, por el Patrón Santiago y por la Batalla del 30 de Marzo, el ilustre ejecutivo de la Iglesia católica, salude a la multitud congregada en la aspirada Plaza 30 de Marzo, la cual cubriría, a su vez, un estacionamiento soterrado.

Desde el Estado
El proyecto, que tendría a su cargo la Oficina Supervisora de obras del Estado de la Presidencia de la República (Oisoe) lo defiende el Consejo Estratégico de Santiago (CDES) y lo critican historiadores, urbanistas y dolientes de la ciudad, que verían perder dos cuadras de infraestructura patrimonial y el Instituto de Cultura y Arte (ICA) con 20 años de labores y una lista amplia de lauros en ballet, artes plásticas, teatro, y música clásica y popular.

César Payamps, arquitecto y parte del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), organización no gubernamental que agrupa a expertos e instituciones que trabajan por la protección y valoración de los monumentos y sitios de interés histórico y cultural, opina que la citada plaza encajaría en otro entorno urbano. “Allí estaría ajustada a la designación de Patria. Frente a la Catedral debería ser Plaza Santiago el Mayor”.

Considera que demoler edificaciones para liberar la perspectiva de un monumento, solo es válido si el entorno afecta su integridad. “No veo que sea el caso. En cuanto al ICA, se trata de una escuela que ha costado más de tres décadas gestar y podría estar condenada a desintegración”.

HABLA EL HISTORIADOR EDWIN ESPINAL
“Una vez el CDES conozca el diseño que presentará la Oisoe sería conveniente presentarlo en vistas públicas a la ciudadanía, a fin de que se valore si ciertamente es pertinente y cuál será el destino y el uso que se le dará, más allá de darle “visibilidad” a la Catedral desde el puente Hermanos Patiño. De destruirse los edificios de la manzana frente a la Catedral, incluyendo la sede del ICA, deberá considerarse que en ese perímetro existía, a principios del siglo XIX, el cementerio de la ciudad, por lo que se impondría una prospección arqueológica”. Espinal considera que no hace falta consagrar otro monumento a la Batalla del 30 de Marzo.

Espacio cultural
El Instituto de Cultura y Arte es una organización sin fines de lucro fundada en 1992. Tiene un alumnado de 503 personas. Sus egresados están insertados en organizaciones artísticas dentro y fuera del país. El profesor Simón Peralta informó que el dato de demoler la edificación para construir una plaza ha sido de sorpresa para todos. Considera que de realizarse la acción, el Estado debe propiciar una estructura con los requerimientos necesarios, o sea, aulas con cubículos equipados correctamente de acústica para clases de música, espacio para trabajar esculturas, artes plásticas y balé. “Anteriormente se consideró la idea y ahora surge. Parece que la iglesia encabeza las gestiones del lugar”, explicó.

Trabajan para ser uno de los c En la tienda, art Uno de los objetivo Lo negativo del plan

De acuerdo con Payamps, lo negativo es que la Plaza 30 de Marzo pudiera quitarle jerarquía a la plaza fundacional de la española, la Plaza de Armas, hoy Parque Duarte, al lado norte del templo. Patrimonio del centro

Pese a las pérdidas por abandono y el daño ocasionado por el tiempo, el Centro Histórico de Santiago mantiene símbolos arquitectónicos de estilo victoriano y republicano.  La escultura donad Espacio cultural

El Instituto de Cultura y Arte es una organización sin fines de lucro fundada en 1992. Tiene un alumnado de  503 personas. Sus egresados están insertados en organizaciones artísticas dentro y fuera del país. El profesor Simón Peralta informó que el dato de demoler la edificación para construir una plaza ha sido de sorpresa para todos. Considera que de realizarse la acción, el Estado debe propiciar una estructura con los requerimientos necesarios,  o sea, aulas con cubículos equipados correctamente de acústica para clases de música, espacio para trabajar esculturas, artes plásticas y balé. “Anteriormente se consideró la idea y ahora surge. Parece que la iglesia encabeza las gestiones del lugar”, explicó.

Otra amenaza al patrimonio local
El especialista en conservación, César Payamps, lamenta que “la indiferencia de todos destruye el patrimonio y da pie a las improvisaciones”. Asegura que no siempre la falta de recursos es el problema, sino “la falta de gestar planificación y proyectos que solo el conocimiento genera y no los presupuestos”.

Pese a las pérdidas por abandono y los incendios adrede para construir estacionamientos en lugar de viviendas patrimoniales, el Centro Histórico de Santiago mantiene símbolos arquitectónicos de estilo victoriano y republicano. Se han perdido importantes casas y edificios de valor histórico, pero aún hay ejemplares por preservar.

La Catedral Santiago Apóstol, herencia colonial en honor al patrón de la ciudad tiene varios títulos. En el pasado fue “Iglesia  Mayor de Santiago” y hoy, además, es Catedral Metropolitana, Monumento Nacional, Patrimonio Cultural y Símbolo de Santiago junto al Monumento de los Héroes y su Centro Histórico. El Gobierno gastó en remozarla RD$380 millones de pesos y a la inauguración asistió el año pasado el presidente Danilo Medina Sánchez.

Plaza y parqueo soterrado
La plaza a denominar 30 de Marzo, también vendría a destacar con otra infraestructura la batalla encabezada por el general José María Imbert. Sobre este punto, el historiador, Edwin Espinal Hernández, informa que la “Batalla de Santiago” tiene una calle justo en el Centro Histórico que la recuerda y un vestigio de ella -un tanto transformado- es el parque Imbert. Como elemento recordatorio de sus figuras militares claves, agrega, está la plaza Valerio, la avenida Franco Bidó y la avenida Imbert.

Desde esta referencia, se pregunta ¿cabe consagrar un nuevo espacio dedicado a la batalla y a sus héroes? Otro elemento a considerar es que el lugar del Centro Histórico que se pretende intervenir está dentro de la “Zona de Conservación Absoluta” y que todo proyecto, informa Espinal, debe ser aprobado antes de cualquier otra instancia, por la Dirección Nacional de Patrimonio Monumental, acorde con el decreto, 172-91, del 29 de abril de 1991.

Se perdería
De acuerdo con Edwin Espinal, el Centro Histórico que fue objeto de construcción de aceras y visibilidad de sus casas con un sendero de color, tiene otras prioridades que ameritan atención tanto de sectores locales como del Gobierno central, como el tránsito, comercio informal, iluminación al no completarse ese proyecto en la parte oeste, así como la animación cultural de sus espacios públicos y la intervención de inmuebles declarados Patrimonio Nacional en 1991, sea por el Estado o sus propietarios.

A su juicio, la Plaza 30 de Marzo, echaría a perder, desde la mirada urbanística, el esquema heredado de la tradición colonial en el que la parroquia mayor tiene su plaza a un costado y no al frente, como sucede con la Catedral de Santo Domingo y la iglesia Nuestra Señora del Rosario de Moca. “Mejor sería rehabilitar el parque Duarte en vez de la plaza”.

VOZ A FAVOR DE LA INTERVENCIÓN
En nombre del Consejo de Desarrollo Estratégico de Santiago, habla Reynaldo Peguero, quien opina que el desarrollo de nuevas intervenciones como la construcción de la Plaza 30 de Marzo es un proyecto de la segunda fase del conjunto de intervenciones que se están realizando en el centro histórico que nunca destruirá, sino mas bien protegerá todas las edificaciones patrimoniales. Aclaró que el proyecto para el casco urbano es lograr una verdadera revalorización del centro.

Asegura que no conocen detalles del diseño de la obra que estaría a cargo de la Oficina Supervisora de Obras del Estado, pero da fe de que “será un espacio para promover el sentido de identidad y pertenencia de la batalla más importante de la Independencia, para desfiles, festivales, ferias y fiestas en las fechas de la Independencia de la República, sobre todo del 30 de Marzo.

Además aportará un parqueo soterrado, que permitirá superar la ausencia de estacionamientos en el Centro Histórico de Santiago”. Peguero informó que la idea “surgió del amplio y rico diálogo social generado en los almuerzos que convoca el Arzobispo Metropolitano con los residentes del país.

listin.com.do

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s