El valioso rol de papá

Relación. La importancia del rol paterno se evidencia desde los primeros años de los hijos, no importa si se trata de hembritas o varoncitos.

Relación. La importancia del rol paterno se evidencia desde los primeros años de los hijos, no importa si se trata de hembritas o varoncitos.

No. No tienen la razón los dichos populares que aseguran que los hijos e hijas “son de las mujeres”, o que “padre es cualquiera”. Papá cuenta ¡y mucho! No solo el Día del Padre, que se celebra hoy, sino en las diferentes etapas de la vida de sus vástagos.

En una nación con un alto número de hogares monoparentales encabezados por mujeres y otros tantos con padres emocionalmente distantes o indiferentes, resulta sencillo subestimar la importancia de la figura paterna. Resulta también muy fácil asumir su ausencia como algo completamente normal.

Error. No importa cuán frecuente se haya vuelto la experiencia de crecer sin un padre biológico -o sin un hombre adulto que haga las veces de este-, papá favorece el sano desarrollo de hijos e hijas.

Se comprueba cuando se analizan las consecuencias que pueden llegar a desprenderse de su ausencia.

Diferentes estudios han mostrado que la privación de una apropiada relación con la figura masculina impacta negativamente áreas como la salud emocional, el comportamiento, la vida y el desarrollo sexual, la educación y hasta la economía.

Aunque, como dice Wayne Weiten en “Psicología: temas y variaciones” (Cengage Learning, 2006), los críticos interpretan de forma distinta la relación entre la ausencia del padre y los resultados negativos del desarrollo, “sin duda el padre es importante y al parecer su  ausencia contribuye a la existencia de  varios problemas  sociales”.

Papá cuenta cuenta Papá

La ausencia de la figura paterna y sus consencuencias han sido estudiadas por psicólogos, sociólogos, criminólogos y hasta economistas. La privación de una apropiada relación con la figura masculina tiene en los hijos e hijas un impacto que abarca áreas tan diversas como la salud emocional y el comportamiento, los conflictos con la ley, la vida sexual, la educación y la economía.

En el artículo “Función paterna y familia monoparental: ¿cuál es el costo de prescindir del padre?”, publicado en la revista Psicología y Psicopedagogía, el psicólogo Ricardo Chouhy refiere el trabajo de los sociólogos Sara McLanahan y Gary Sandefur, quienes siguieron a más de 70,000 adolescentes y adultos jóvenes de ambos sexos a lo largo de casi 20 años. ¿El resultado? Crecer sin padre -y esto no incluye a los casos de huérfanos- eleva en 50 por ciento el riesgo de permanecer sin estudiar ni trabajar por períodos prolongados; en un cien por ciento, el de interrumpir estudios secundarios; y también en cien por ciento, el de embarazo adolescente.

Infancia
La importancia del rol paterno se evidencia desde los primeros años de los hijos, no importa si se trata de hembritas o varoncitos. Aunque en esta etapa el padre es visto casi como un accesorio, debido a la relación de apego que se da entre el bebé y la madre, es él quien contribuirá más adelante a romper ese lazo de dependencia del pequeño o pequeña.

“Tanto el niño como la niña están ‘fusionados’ con la madre en el momento del nacimiento porque creen que la mamá y ellos son lo mismo -comenta el psicólogo René Omar García-. El padre es quien ayuda a construir un nosotros, una identidad”.

Hijos
García señala que, histórica y culturalmente, la figura paterna ha representado la ley y el control.

Varios estudios realizados en Estados Unidos establecen una relación entre la ausencia o la privación de la relación paterna y los problemas de los varones con la ley. “La mayoría de las conductas delictivas en personas con trastorno psicopático de la personalidad, los que se llaman antisociales, o personas con muchos problemas con la justicia tienen vacío de la imagen del padre”, dice García. “No hubo un padre que les impusiera la ley”.

Un artículo publicado en 2004 por Cynthia C. Harper y Sara S. McLanahan señalaba que, luego de controlar variables como el nivel de ingresos, los jóvenes procedentes de hogares sin padre tenían probabilidades mucho más altas de encarcelamiento.

(+)
LAS CHICAS Y SU RELACIÓN CON LOS HOMBRES

Para las mujeres, la ausencia del padre también tiene consecuencias. Se evidencian sobre todo en su relación con el sexo opuesto.

“Donde hay niñas que se crían sin sus padres hay embarazos antes de tiempo, se inicia la vida sexual antes, muchas veces salen más rápido de sus casas buscando la imagen del papá”, explica García.

Por el contrario, las mujeres que tuvieron una relación positiva con sus progenitores disfrutan de una autoestima más alta y son más exigentes al momento de entrar en una relación amorosa pues “tienen un parámetro de referencia”.

listin.com.do

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s