Hoy comienza la pelota invernal de República Dominicana

Escogido conquista tres de los últimos cuatro torneos; sequía de Estrellas en 45 años, Licey y Aguilas ansiosos por ganar; Toros siempre peligrosos, los Gigantes al acecho

Escogido conquista tres de los últimos cuatro torneos; sequía de Estrellas en 45 años, Licey y Aguilas ansiosos por ganar; Toros siempre peligrosos, los Gigantes al acecho

Todos tras la corona que ostentan Leones

Los convidados de siempre están preparados para asistir a la tradicional fiesta que se inicia en octubre.
Los vientos que azotaron la región Nordeste se apaciguaron y eso permitirá que los residentes de San Francisco de Macorís tengan su equipo unido y vayan tras la conquista de su primera diadema.

La sed de corona nunca termina. Los Leones del Escogido, la tropa más laureada de la pelota dominicana en el presente lustro, tiene por delante el reto de retener el título que otros cinco socios desean.

Moisés Alou, un conquistador que puede pasearse pecho erguido por los diferentes escenarios de la pelota local después de conquistar cinco coronas, tres nacionales, dos caribeñas y si le resulta poco el Campeonato Mundial.

“Duro de matar” es el lema de los rojos, que en sus dos últimos campeonatos han transitado al borde del despeñadero, pero no han caído al abismo. Escogido estrena nuevo presidente en la persona de Marcial Najri, quien sustituye al exitoso Luis Manuel Bonetti, y Audo Vicente enfrentará una prueba de fuego esta vez como piloto desde que comenzaron los entrenamientos.

Las Aguilas Cibaeñas renovadas en su oficina de operaciones ahora con la presencia de Stanley Javier fungiendo de gerente aspiran a dar el salto que les permita cruzar al otro lado, pues en las dos últimas estaciones se han quedado cortas.

La búsqueda de su título 21 y finalizar con una racha de cinco temporadas sin levantar el trofeo es algo que lastima el orgullo de la aguerrida tropa que hoy preside Quilvio Hernández. No ver en el frente de batalla al popular Winston Enriquillo Llenas Dávila, el más exitoso hombre de béisbol en términos de títulos en los anales de la pelota profesional dominicana, será extrañado, pero no razón para que los mameyes no den guerra.

Félix Fermín es el dirigente más ganador de la pelota dominicana, pero pasarse sin cinco años sin conquistar el cetro es motivo más que suficiente para que ponga todo el empeño por levantar el trofeo.

La sequía en San Pedro de Macorís se ha extendido a 45 años, dos generaciones que no han podido ver a la provincia productora de bigleaguers realizar el último out de un campeonato.

El gerente general Eddy Toledo regresa a su cuarta temporada, dos de ellas en playoffs, aspira pasar a la historia. Las Estrellas tendrán en Miguel Sanó una de las principales presencias ofensivas del circuito y uno de los hombres en que se apoyará el piloto Dino Ebel para saciar la sed de los cocolos.

Los Toros estrenan presidente en Luis Emilio Rodríguez Amiama estará por Francisco Micheli, quien siempre mantuvo el club en competencia y fue parte fundamental del segundo campeonato de Liga conquistado por esa novena en el 2011.

“Cuidado con los Toros” es el grito de guerra del peligroso conjunto de La Romana, una ciudad en la que “todos son toros y el que no que se mude”. Félix Francisco, el menos experimentado de los hombres que conducen las riendas de operaciones de béisbol en el grupo de los seis, pero de altas calificaciones en su trayectoria, tiene un gran reto por delante.

El conocido Dave Miley, con experiencia en esta pelota y en las Grandes Ligas, tendrá un buen grupo para competir.
Los Gigantes vieron detenida en seis su cadena de temporadas consecutivas en la clasificación al caer ante los eventuales campeones Leones del Escogido en un partido extra que decidió el último en avanzar.

Pablo Peguero, un gerente archiveterano que todavía busca su primer campeonato en la pelota local, contará con el respaldo que le ofrecerá la familia Rizek con el nuevo presidente Samir.

“Cáeme atrás” es el lema del equipo que tardó más tiempo en comenzar sus trabajos con miras al certamen por los problemas que se dilucidaron durante la temporada muerta. El astuto Mako Oliveras recibió las riendas para comandar una escuadra que retorna con jóvenes talentoso y el núcleo que le permitió accionar con éxito en otras estaciones para tratar de volver a los playoffs e ir tras la corona.
Manny Acta enfrenta una responsabilidad más grande que cuando le entregaron las riendas para dirigir a los Tigres de LIcey en el torneo 2003-2004.

El ex piloto de dos franquicias de Las Mayores llega con la encomienda de ordenar la casa más vieja del béisbol profesional, un equipo al que sus parciales desde esta noche estarán coreando “Licey campeón”, hecho que en realidad no ocurre desde el 2008-09.

La sequía que se extiende a cuatro estaciones lastima a los seguidores de los veinte veces monarcas, pero mucho a una directiva que hoy encabeza Miguel Guerra y que se ha propuesto como meta regresar a la cúspide.

A su poca edad, 44 años, la experiencia de Acta le favorece para lidiar con jugadores que en el pasado no se han entregado por completo a la causa y ese será el respaldo más grande que recibirá el manager Mike Guerrero por primera vez como titular.

ROLANDO GUANTE  /  elnacional.com.do

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s