Los recursos renovables pertenecen a las futuras generaciones

Loma Miranda

Loma Miranda

¿En qué se diferencia un presidente de un estadista?

Un presidente no tiene en cuenta el mañana, que es más largo que el día de hoy. Un presidente se centra más en el presente y en lo inmediato.

Por el contrario, un estadista proyecta sus acciones a corto, mediano y largo plazo, sobre todo pensando en las futuras generaciones.

Hasta ahora hemos tenido en la República Dominicana muchos presidentes y muy pocos estadistas.

Esta ausencia de estadistas está bien clara si observamos que en la República Dominicana faltan políticas bien claras y definidas en cuanto al tratamiento que se debe dar a los recursos no renovables, como son los minerales.

Ahí tenemos el caso de la Falconbridge, que explotó el acero níquel de Bonao y La Vega y hoy 30 años después, solamente nos dejan esos grandes cráteres tanto en la Cordillera Septentrional como en la Central.

Por no manejar estos recursos bajo el criterio de que pertenecen a las futuras generaciones no se invirtió un porcentaje considerable de lo producido por esta explotación y hoy solamente nos queda: “Miseria y sudor de obreros”, como dice la canción de Los Guaraguaos, de Venezuela, de los años 65 y 70.

Si por lo menos un 35% de todo lo que ingresó al Estado se hubiera invertido en reforestación, presas hidro-eléctricas y en la preparación de buenos profesionales de la Minería, hoy tendríamos otro panorama muy diferente a unas lomas simplemente depredadas por el capitalismo salvaje.

Ojalá que con el oro no ocurra lo mismo llevando estos ingresos a la fosa del Presupuesto Nacional, donde el mayor porcentaje va a gastos corrientes y no a inversión reproductiva.

Yo abrigo la esperanza de que nuestro Presidente le dé un giro de 90 grados a la inversión de los ingresos del oro pensando responsablemente en las futuras generaciones.

Por este compromiso con las futuras generaciones es que Loma Miranda debe ser preservada, porque el recurso agua es más importante para las futuras generaciones que la misma mina de oro de Cotuí.

Por el hecho comprobado por los técnicos de las Naciones Unidas y nuestra Academia de Ciencias de que en Loma Miranda hay de 25-30 fuentes acuíferas, no debe ser tocada, porque el agua es la sangre de la tierra y sin agua la vida no será posible para las futuras generaciones dominicanas.

Que nuestro Presidente, Lic. Danilo Medina, actúe de una vez y por siempre como un estadista declarando a Loma Miranda: “Parque Nacional”  por inmortal decreto, ya que parece que algunos intereses mezquinos han dividido a muchos legisladores que son proclives a sucumbir frente a la tentación de unos milloncitos, aunque éstos sean “sucios”  y comprometedores del porvenir de las futuras generaciones.

Si la voz del pueblo es la voz de Dios, Dios ha hablado por medio de su pueblo y de sus dignos representantes que colegiadamente han pedido en su Carta Pastoral en ocasión del mes de la Patria, que Loma Miranda sea declarada “Parque Nacional” para bien de las presentes y futuras generaciones.

Loma Miranda ni se vende ni se negocia, como reza el slogan de la Cooperativa Vega Real, que ha hecho de Loma Miranda su causa solidaria.

lainformacion.com.do

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s