165 aniversario Batalla de Las Carreras

Bandera oficial de la República Dominicana

  • La Batalla de Las Carreras fue una de las grandes batallas durante los años posteriores a la Guerra de la Independencia Dominicana y se libró el 21 de abril de 1849, cerca de Baní, provincia Peravia. Una fuerza de tropas dominicanas, una parte del ejército del sur, dirigida por el general Pedro Santana, derrotó a una fuerza del ejército haitiano que superaba en número al dominicano, encabezado por el emperador Faustin Soulouque.

Pasará desapercibido, este lunes, el ciento sesenta y cinco aniversario de la batalla de Las Carreras, un acontecimiento épico respecto del cual los dominicanos de aquella época tuvieron conciencia vital por el pánico a que los sometió el entonces “emperador de Haití”, Faustino Souluque y que obligó a tomar disposiciones de salvación de personas y bienes como nunca antes se tuvieron, en la ciudad de Santo Domingo.

Documentos de la época, no solamente relacionados con la historia dominicana sino de algunas de las grandes potencias de hoy y de ayer, dan cuenta de que representantes extranjeros como el Cónsul de Gran Bretaña, Robert H. Schomburgk, llegaron a llamar marinos de un buque militar inglés surto en el Placer de los Estudios, frente a Santo Domingo, para que protegieran su casa y la representación que ostentaba, habida cuenta de que las matanzas inmisericordes y el incendio de las poblaciones por las cuales pasaban, era cuanto iba quedando del paso de las fuerzas haitianas sobre el territorio dominicano.

Un funcionario e historiador haitiano de aquellos tiempos también, conforme puede encontrarse en pliegos de la historia diplomática haitiana, señaló en la hora del triunfo de Las Carreras, que ese encuentro fue el Waterloo para el invencible ejército de Souluque que, contenido pero no aniquilado en “El Número”, cuatro días antes, continuó con rumbo a la capital dominicana hasta encontrarse con las tropas en las márgenes del río Ocoa. En muchos de esos documentos se señala que un misterioso “toque de retirada”, con el clamor propio del ejército haitiano, hizo que esas fuerzas se desbandasen y perdiesen el ímpetu que los hizo incontenibles desde la frontera hasta “Las Carreras”.

Cierto o no lo del toque de corneta, las fuerzas dominicanas, que habían sido abatidas en Las Matas de Farfán, San Juan de la Maguana y Azua, se recompusieron para escribir una de las más discutidas, pero más bellas páginas de la historia bélica con la cual se forjó la República Dominicana.

De “Las Carreras”, tan olvidada, nadie recuerda dos hechos fundamentales para la historia dominicana, cuales son: con los sucesos políticos y militares que la precedieron en Haití, las potencias europeas que hasta entonces se negaban a reconocer la independencia dominicana, cambiaron de opinión; con la victoria misma, si bien las discordias y la desunión no cesaron entre los dominicanos, al menos pudo entenderse que la decisión de mantener un sentido de la “dominicanidad” era irrenunciable bajo toda circunstancia.

Lástima grande de que la animosidad imperante por aquellos años y que jamás han cesado entre los dominicanos, impiden ver este suceso glorioso y sus efectos sobre la existencia de la Nación Dominicana y el Estado Dominicano y, por vía de consecuencia, por la permanencia de la República Dominicana como lugar en donde vive un pueblo independiente, cuya soberanía tanto se discute.

¡Lástima que este ciento sesenta y cinco aniversario sea olvidado por todos, hasta por los historiadores!

lainformacion.com.do/opinion/editorial
http://es.wikipedia.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s