Moca: De día y de noche

La iglesia del Sagrado Corazón es el símbolo arquitectónico de Moca. Su belleza le hace escenario frecuente de bodas y celebraciones religiosas familiares.

La iglesia del Sagrado Corazón es el símbolo arquitectónico de Moca. Su belleza le hace escenario frecuente de bodas y celebraciones religiosas familiares.

Moca

La capital de la provincia Espaillat tiene sus páginas particulares en la historia dominicana.

Le sobran héroes, escritores, gente ilustre. Pero la villa heroica tiene otras bondades que ofrecer al visitante. A continuación, proponemos qué hacer y dónde ir en la pintoresca y tradicional urbe cibaeña.

De mañana
A la Juan Antonio Alix número 8 del sector Don Bosco se llega por la avenida de los Agricultores, misma vía que luego se convierte en la carretera Ramón Cáceres. En esta dirección se mudaron Ramón Rafael Alba (el Poly, porque fue policía) y su esposa Martha. Por la ventana del apartamento empezaron en 1973 vendiendo jugos.

En El Poly se sirven desde temprano desayunos dominicanos como mangú, huevos, mondongo, hígado, entre otros… El resto del día, funciona además una repostería bastante sur- tida, como nos cuenta Fania Alba, la hija del Poly, mientras atiende clientes en el nuevo edificio que construyeron donde antes habitaron sus padres.

Truco: pida pipián con fritos verdes. Rey García, esposo de Fania, comenta que se trata de una pasta hecha de masa de cerdo con picante, cuya receta no revelarán. Y los empleados dicen no con la cabeza, en sincronía y complicidad.

Tras el desayuno, empiece la ruta histórica y cultural por la iglesia Corazón de Jesús, a pocas cuadras del Don Bosco.

El templo erigido entre 1946 y 1956 constituye el orgullo de los mocanos y mocanas, por su belleza arquitectónica. Vitrales, murales en cerámica y mármol en relieve, la torre y su reloj, el campanario, son detalles que pueden disfrutarse. Y si corre con suerte, podrá presenciar alguna de las decenas de bodas que allí se celebran.

Tome la calle Corazón de Jesús y en la 26 de julio, descienda hasta la plaza Ramón Cáceres. El parque honra la memoria del presidente mocano que además de su famosa guardia, (la guardia de Mon) ostenta haber asesinado al dictador Ulises Heureaux. Al final de esa misma calle, encontrará las obras de remodelación de la casa donde ocurrió el tiranicidio.

Justo al lado se construye además la plazoleta 26 de julio.

Descienda ahora la calle Independencia hasta la Presidente Vásquez. En la misma manzana tendrá el Parque Duarte junto a la Iglesia Nuestra Señora del Rosario.

 TRADICIONES PARA COMER Y LLEVAR
Rosaura.
Desde hace 47 años que estas galletas de manteca son las favoritas de toda Moca y los visitantes. A las seis de la mañana, la panadería ya ofrece sus productos. Al local de la carretera Duarte frente a La Sirena, pase después de las 11 para que vea a doña Rosaura de Rodríguez sonreír sus 85 años en una mecedora, mientras sus hijos y nietos atienden el negocio familiar.

Galletas Martín.
Nadie se resiste a las galleticas de jengibre con suspiro.

La gente le puso el nombre de ‘besitos’ estas golosinas que salen de la fábrica en la calle Rosario 90.

La receta mejorada de Martín Cruz pasó a su hermano Félix Collado. El esposo de doña Alida de Collado mantuvo la tradición que hoy saboreamos.

Qué visitar en la villa heroica
Además del valor cultural y religioso del templo que rinde culto a la patrona mocana, se pueden apreciar los enterramientos descubiertos en 2007, que apuntan a que desde el siglo XVI la ciudad estuvo habitada. A los cadáveres se les realizó la prueba de carbono 14, definitiva en este tipo de casos.

De tarde
Si tanta historia da hambre, hay que salir del centro urbano y tomar la carretera  Duarte, tramo Moca-Guanábano. A menos de cinco minutos está Mi Terraza. Imposible ir a Moca y no probar el mofongo más famoso del país, cuyo fanatismo no lo comprende ni la familia Lantigua, propietaria del negocio. Lo que empezó con 50 plátanos, cinco libras de chicharrón y unas pocas cervezas, ya va por miles de plátanos, quintales de chicharrón y decenas de cajas de cerveza, solo los domingos.

Arlene Lora Lantigua, sobrina de los propietarios, cuenta la historia que cambió la vida de su familia. Incluyendo la suya, ya que residía en Estados Unidos antes de venir a ayudar al clan. Anécdotas de clientes, le sobran para escribir un libro.

Mientras, la cocina bulle en pilones que majan, quesos que caen rallados sobre las montañas de mofongo. Desde el mediodía hasta las 11 de la noche o cuando se acaben los materiales: lo que pase primero. Truco: no vaya miércoles, porque cierran. Y de viernes a domingo, luchará con la multitud si llega después de las 4 de la tarde.

Historia
En la Casa Museo Ramón Cáceres se puede impartir una clase de historia completa, y divertida, gracias a sus guías. La residencia del presidente mocano conserva en ocho salas su trayectoria familiar, política y el impacto de sus decisiones para la historia dominicana. La casa está ubicada en Estancia Nueva, en la misma carretera Duarte que viene de Licey al Medio.

En una hora, se completa la visita guiada que puede hacerse de martes a domingo, de nueve de la mañana a cinco de la tarde. No se permite hacer fotos en el interior, pero la belleza de los jardines compensa la restricción. En sus terrenos, vive Mario Cáceres, nieto de Mon.

De noche
Para cenar, puede quedarse abajo: De La Finca, Rock and Chef, entre otros locales. O subir unos 20 minutos hasta las montañas de Jamao al Norte. En esta carretera, el clima desciende a fresco, las estrellas son las luces de las ciudades. Haga parada en Caffeto. Desde hace 19 años que sus alturas son recomendadas para compartir la hermosa vista de Santiago y Moca, degustar su pierna de chivo, sus crepes y pedir el característico trago Rafaella Carr‡. Disfrute de la música, que siempre deambula entre jazz y bossa nova.

Truco: el último viernes de cada mes hay jazz en vivo y los sábados y domingos hay más meseros, avisa Carlos Sánchez, quien tiene 9 años brindando atenciones en el restaurante que abre todos los días del año.

Plazas comerciales
La ciudad de Moca ha crecido en la última década. Sin perder sus espacios tradicionales, ha ido adquiriendo otros más contemporáneos.

Para moverse al ritomo de la música o un simple compartir, retorne a la Avenida de los Agricultores. En la Plaza Sunrise tendrá varias opciones para beber, picar y bailar. En el tercer nivel está Soberano Bar y Tienda de bebidas, para los días más tranquilos. El local de Joan López ofrece espacios tipo lounge y una terraza desde las cinco de la tarde. De viernes a domingo, el bonche está en Sober Lounge, establecimiento hermano. Una vez al mes hay artistas en vivo. Truco: los martes son de dominó, los jueves con oferta para comer y los ladies night de los viernes son sin límite de horario.

Listindiario.com

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s