Título no es lo mismo que ocupación

OcupacionesAcerca de las voces “Ocupación” y “Título”, apunta el diccionario académico lo siguiente:

OCUPACIÓN:
1. Trabajo o cuidado que impide emplear el tiempo en otra cosa. 2.  Trabajo, empleo, oficio. 3.  Actividad, entretenimiento.

TÍTULO:
“Testimonio o instrumento dado para ejercer un empleo, dignidad o profesión”.

De los conceptos precedentes, claramente se infiere que un título es una especie de facultad o  poder  que se le otorga a alguien para ejercer un trabajo, oficio u ocupación. Esto parece no entenderlo la Junta Central Electoral cuando en el proceso de expedición  de la nueva cédula de identidad y electoral acepta que en el reglón OCUPACIÓN, se coloque el título que obtuvo la persona (Lic., Dr., Ing.)  en vez del oficio que esta realiza para captar los ingresos que le permitan resolver los múltiples problemas que la vida le plantea.

Una ocupación es una actividad, un oficio,  una profesión, un quehacer.     Un título generalmente es un documento que faculta para ejercer esa ocupación, oficio o profesión. Por ejemplo, si usted es licenciado o doctor en Derecho y “ejerce profesionalmente la dirección y defensa de las partes en toda clase de procesos o el asesoramiento y consejo jurídico” (DRAE), lo lógico es que consigne ABOGADO en la ocupación y no Lic. o  Dr., títulos que también se otorgan a quienes han cursado otras carreras, tales como Educación, Sicología, Administración, Comunicación Social, Medicina etc.          Igualmente quien se haya graduado de doctor en Medicina, en lugar de DOCTOR, lo que debería  consignarse como verdadera ocupación es MÉDICO por aquello de que es la persona que habitualmente profesa o ejerce la medicina.

Por esa razón,  cuando en mi nueva cédula el empleado que me asistió (uno de mis exalumnos universitarios) se adelantó y escribió que mi ocupación era LICENCIADO, le  dije con el más cortés pero imperativo acento: « Favor  corregir eso y donde dice LICENCIADO escriba MAESTRO, por la sencilla razón de que en  mi trabajo universitario yo desempeño el puesto de MAESTRO, no de LICENCIADO»
Más por respeto que por convencimiento, el susodicho empleado procedió a realizar la corrección

Ahora bien, si por vanidad, arrogancia o presunción, el ciudadano insiste en que se le coloque el título y no la profesión u oficio específico, es papel de la Junta Central Electoral no aceptar ese caprichoso, ilógico y artificioso juego.

Desafortunadamente, en nuestro país, ya sea por ahorrar costos o por ese “todologuismo” que caracteriza al dominicano promedio, “ no existe tradición de solicitar asesoría lingüística antes de ejecutar  medidas estatales que impliquen el uso de términos o formas expresivas que puedan generar dudas, contradicción o confusión en el seno de la población. Por esa razón, en la nueva cédula de identidad y electoral para indicar la ocupación se está colocando el título recibido en lugar del oficio que ejerce la persona.

lainformacion.com.do

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s