Dominicanos recuerdan este lunes nacimiento de Duarte

Juan Pablo Duarte y Diez, Padre de la patria.

Juan Pablo Duarte y Diez, Padre de la patria.

SANTIAGO.-Los dominicanos recuerdan este lunes el nacimiento del padre de la Patria Juan Pablo Duarte, hace 202 años, en el marco de un elevado sentido de nacionalismo y lucha por definir una política migratoria como la pensó el patricio, cuando dijo: Nuestra Patria ha de ser libre e independiente de toda Potencia extranjera o se hunde la isla”.

En ocasión de este aniversario de nacimiento de Duarte, un sinnúmero de actividades se realizan en Santiago que se inician con el entesamiento de la bandera frente a la Gobernación.

También un desfile escolar y de autoridades educativas que parte desde la calle 30 de marzo hasta la estatua del patricio Juan Pablo Duarte, frente al Ayuntamiento.

Habrá un acto en honor a Duarte, donde hablaran la gobernadora, la directora regional de Educación, entre otras personalidades de Santiago.

Duarte fue quien más pensó en la salud de la patria y por eso en otro de sus pensamientos, agrega “Los enemigos de la Patria, por consiguiente nuestros, están todos muy acordes en estas ideas; destruir la nacionalidad aunque para ello sea preciso aniquilar a la Nación entera”.

El padre de la patria, es el hombre más respetado de los nacidos en el país y todo en reconocimiento a su arrojo e entregarlo todo a cambio de nada.

Es por ello, que al cumplirse el nuevo aniversario de su nacimiento los dominicanos recuerdan a Duarte como el padre de la patria, hombre inmaculado que supo respetar la Ley y los derechos.

Juan Pablo Duarte nació el 26 de enero del 1813 en la ciudad de Santo Domingo. Luego de hacer sus primeros estudios en ella, marchó a Europa, a mejorar sus conocimientos, y de allí regresó con la idea de independizar la Patria, que se hallaba sometida a Haití.

Hizo una intensa campaña para ganar prosélitos. Fundó tres sociedades: La Trinitaria, La Filantrópica y la Sociedad Dramática, que lo ayudaron en su obra. Contribuyó al derrocamiento del régimen haitiano de Boyer, y formó parte del gobierno de Charles Riviere, que sustituyó al anterior.

Descubiertas sus actividades independentistas, tuvo que abandonar el país; regresando el 15 de marzo del 1844, una vez proclamada la Independencia, el 27 de febrero del mismo año, gracias a los esfuerzos de Sánchez y de otros patriotas. Fue recibido triunfalmente y se le hizo comandante del Departamento de Santo Domingo y vocal de la Junta Gubernativa, que gobernaba la República.

A poco de regresar, entró en conflicto con Pedro Santana, jefe del Ejército del Sur, que era uno de los principales caudillos del bando o partido conservador, de tendencias colonialistas o anexionistas.

Como dicho partido se había adueñado del poder, la mayor parte de los miembros de la Junta eran derechistas, conservadores o anexionistas, y estaban empeñados en convertir la recién nacida República en un protectorado francés.

Duarte, ante el peligro que esto representaba para el triunfo de sus ideales independentistas, encabezó la sublevación que destituyó a varios miembros de ella y los reemplazó por otros, liberales o izquierdistas, que eran opuestos, como él, a toda anexión o protectorado.

La nueva Junta envió a Duarte al Cibao a obtener el apoyo de aquellos pueblos y del Ejército del Norte. Estos proclamaron a Duarte presidente de la República, pero Santana protestó contra ésto, y apoyado por el Ejército del Sur, se sublevó contra la Junta Gubernativa. La disolvió y la sustituyó por otra integrada en su casi totalidad por personas de su mismo partido, y presidida por él.

Tan pronto se consideró dueño de la situación, dispuso el apresamiento de Duarte y de los que lo habían apoyado en su proclamación presidencial. Duarte evitando una guerra civil, que el enemigo (Haití) hubiera podido aprovechar, no apeló al Ejercito del Norte.

Se dejó apresar por Santana, que hizo que la Junta lo declarara traidor a la Patria y lo expulsara del país.uarte estuvo muchos años en Venezuela, donde fijó su residencia, y durante todo este tiempo se mantuvo ajeno de la política, pero al enterarse de la anexión a España, protestó contra la misma. Preparó una pequeña expedición, que desembarcó en Montecristi, y ofreció sus servicios al gobierno restaurador.

lainformacion.com.do

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s