No se puede, ni se debe fraccionar más a Santiago

santiagoprovinciaLa provincia Santiago es laboratorio geográfico de presidentes y legisladores para hacer experimentos de crear distritos y municipios al vapor. Se conoce que la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley de creación del nuevo municipio Santiago Oeste. La iniciativa 04605 fue ratificada de urgencia en julio 2014. Esta clientelar decisión está ya en el Senado, quien la registró como propuesta 02120-15.

Todo el mundo sabe que es una propuesta sin base legal, promovida por diputados de forma imprudente pues se discute en el Congreso, una ley de Ordenamiento Territorial propuesta por el Poder Ejecutivo para controlar el caos que generan los excesivos 155 municipios, 228 distritos municipales, 31 provincias y un Distrito Nacional en esta media isla.     

Además de los legisladores fraccionalistas, el único Presidente que se ha interesado en fraccionar la provincia Santiago, fue Trujillo. Quitarle poder territorial a la provincia más provincia de la República, fue parte de su estrategia de control dictatorial y fascista del poder. 

En 1844 la provincia Santiago estuvo constituida por Santiago, Puerto Plata, Monte Cristi y San José de las Matas. Ya en 1907 había perdido a Puerto Plata y Montecristi y se componía de Santiago y San José de las Matas. En 1956 la provincia se estructura de los municipios Santiago, Valverde, Esperanza, Jánico, Tamboril y San José de la Matas. En 1958, las secciones de Villa González, Licey y Villa Bisonó, de Santiago fueron convertidas en distritos municipales. En 1959 la provincia pierde a Valverde y Esperanza y se constituye por los municipios Santiago, Jánico, Tamboril y San José de las Matas, y los distritos Villa González, Licey al Medio y Villa Bisonó. En 1961 el distrito municipal de Villa Bisonó (Navarrete) fue ascendido a municipio por la Ley No. 5646. Ya había sido ajusticiado Trujillo, y la fiesta fraccional siguió, en el trujillismo sin Trujillo que vino después.

En la apertura democrática que se inicia a partir de 1978, en 1984 el Distrito Municipal de Licey al Medio, se encumbra a municipio. En 1987 la sección rural de Sabana Iglesia se constituye en distrito municipal. En 1991 el distrito municipal de Villa González es elevado a municipio.  La provincia queda conformada por los municipios de Santiago, Jánico, Tamboril, Villa Bisonó, Licey al Medio, Villa González y San José de las Matas, división que mantuvo durante 15 años.

En 2006 se comete otro adefesio territorial y congresual pues la sección rural de Puñal es elevada a la categoría de municipio. En 2007 el distrito municipal de Sabana Iglesia también es transformado en municipio. La provincia Santiago se estructura por los municipios Santiago, Jánico, Tamboril, Villa Bisonó Licey al Medio, Villa González, Puñal, Sabana Iglesia y San José de las Matas. En 2013 la ley 69 crea el municipio Baitoa, mandato que tuvo que ser modificado en ese mismo año por la ley 202 dado que se le habían quitado a La Vega cuatro parajes y dos secciones rurales. Desorden total.   

Si se aprueba Santiago Oeste, al municipio Santiago le serían quitados: i) Eco-Vertedero Rafey; ii) Cementerio del Ingenio; iii) Matadero Municipal, iv) Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, v) Cárcel de Rafey, vi) el área de crecimiento natural de la zona franca industrial y vii) el control del acceso oeste a la ciudad. En el sentido estricto de lo legal y territorial, ni el Ingenio, ni Cienfuegos son distritos municipales, realmente son barrios y secciones, pero nunca “Distritos”, lo que es una real limitación jurídica del artículo 27, Ley 176-07. Debe recordarse que cuando se conformaron los cuatro municipios de Santo Domingo se hizo de forma integral y este territorio tenía en el 2001 más de tres millones de habitantes, lo cual no es el caso de Santiago hoy.

Los estudios actualizados del BID y la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES) en Santiago con apoyo de modernas imágenes satelitales evidencian que la excesiva cantidad de distritos y municipios crea un desorden catastrófico pues las nuevas demarcaciones no tienen la más mínima referencia de ordenamiento territorial y aprueban edificaciones al vapor en zonas de alto riesgo, próximas al aeropuerto, areas sísmicas, cerca de cañadas y suelos peligrosos. El Congreso ante todo debiera conocer la nueva propuesta de Ley de Ordenamiento Territorial haciendo las debidas consultas sociales; y por su parte el Gobierno Nacional a través del MEPyD y FEDOMU, tiene que asegurar que cada ayuntamiento de esta isla, tenga planes de ordenamiento territorial rigurosos. 

acento.com.do

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s