Parque Imbert luce abandonado

El parque Imbert está deteriorado. (Ricardo Flete)

El parque Imbert está deteriorado. (Ricardo Flete)

Santiago. El emblemático parque Imbert, construido para honrar la memoria de los héroes de la Batalla de Santiago, ha sido convertido en un depósito de excremento.El descuido y la falta de vigilancia por parte de la alcaldía, ha permitido que muchos desaprensivos quemen basura dentro del espacio recreativo levantado en 1764 y reconstruido en marzo de 1996 durante la gestión de gobierno de Joaquín Balaguer. Algunos hierros de los asientos en espirales, ya fueron desmontados por delincuentes. En el mirador, los llamados “piperos” lo utilizan como letrina o retrete y ni siquiera está la Bandera Nacional. “Aquí se ven desde choferes de guaguas hasta gentes mayores que toman el parque para orinar y ni siquiera las autoridades municipales se dan cuenta del desorden”, expresó Lorena Sánchez, residente en la zona.

Piden rescate

Recientemente, desaprensivos le dieron candela a la basura en el parque, afectando con el fuego y el calor a varios árboles. Hasta quienes buscan enviar mensajes toman afiches y los clavan o los pintan, afectando el tiempo de vida de los árboles. El parque fue levantado prácticamente en la entrada de la comunidad de Pueblo Nuevo, frente al edificio gubernamental donde opera la Junta Central Electoral. Aunque instituciones como el club Rotario Santiago Monumental decidió que sus integrantes trabajaran la limpieza y recogida de basura, la falta de vigilancia les dificulta esta labor.

El histórico parque Imbert fue uno de los tres fuertes defensivos para repeler la agresión bélica de las fuerzas haitianas el 30 de Marzo del 1844, y debe su nombre a José María Imbert. Pero la situación de inseguridad no solo afecta a esta plaza, ya que son muchas las quejas de los usuarios, puesto que los que están en la parte céntrica, donde hasta de día se torna peligroso visitar, debido a que no cuentan con vigilancia.

El lugar honra a un héroe de la Restauración

Román Franco Fondeur, quien dirigió el Archivo Histórico, refiere que para 1764 el Alcalde Mayor de la Villa de Santiago, Andrés Núñez de la Torra, con la cooperación de la sociedad, logró que el capitán Juan Bautista Ruguero, ingeniero militar, fortificara en los cerros donde hoy está ubicado el Parque Imbert, que para 1844, años posteriores, se llamó Fuerte de Dios.

elcaribe.com.do

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s