Juncalito, un destino que espera

“Más de 5 mil personas viven en Juncalito”, afirma Neury Espinal. En los últimos años, su población ha recido considerablemente.

“Más de 5 mil personas viven en Juncalito”, afirma Neury Espinal. En los últimos años, su población ha recido considerablemente.

Juncalito

Amedida que se asciende a sus mil metros sobre el nivel del mar, el contraste entre el verde de sus montañas, así como sus bajas temperaturas, confirman el potencial ecoturístico que posee Juncalito, un pueblo enclavado en la ladera norte de la Cordillera Central.

Allí, donde la vista de su gente está acostumbrada a rozar con la belleza que ofrecen sus sierras accidentadas, poco se ha hecho para colocar a este sitio en las opciones de las personas que se deciden por el turismo de montaña.

Aunque los juncaliteros están conscientes que dar a conocer sus riquezas naturales es una acción que impactará positivamente en su desarrollo socioeconómico, sostienen que tanto las autoridades distritales como del gobierno central no han hecho esfuerzos suficientes para desarrollar el sitio. Planean atraer a un flujo constante de turistas a la “tierradel café”, como también se le conoce a este territorio.

Pese a esta realidad, hace más de dos años, líderes comunitarios fundaron una institución que tiene como objetivo, entre otros, promover la preservación y conservación de sus recursos naturales, y así incrementar el interés ecoturístico hacia la zona de Juncalito.

El asfaltado de la carretera Jánico-Juncalito, que conecta a Juncalito con Jánico, está avanzado en más de un 90%.

El asfaltado de la carretera Jánico-Juncalito, que conecta a Juncalito con Jánico, está avanzado en más de un 90%.

Fundación Unidos sin Fronteras
Esta institución comunitaria busca promover a Juncalito como destino ecoturístico. Sus miembros crearon un proyecto que incluyó la delineación de una ruta que va desde Juncalito hasta el Pico Duarte. Para diseñar el sendero, integrantes del Escuadrón de Rescate, agrupación que forma parte de la fundación, realizaron una exploración de la zona.

“La idea de crear Unidos sin Fronteras surgió de una visita a la comunidad de Cerro Prieto, donde al compartir y conversar con las personas del lugar, contaron anécdotas de las riquezas naturales y las posibilidades de explotación turística de la zona”, expresó Anyelo Yusenky Rodríguez, presidente de la organización.

La entidad, que también realiza obras de bien social, se sustenta de donaciones que llegan desde dentro y fuera del país.

“Tenemos vocación de servicio, pero con precariedades. Nos han dejado abandonados. Hay una ambulancia, pero está averiada”, dijo Juan Alberto Tavárez, representante de Unidos sin Fronteras.

La iglesia San Antonio de Padua es un símbolo de Juncalito; se divisa desde zonas aledañas al pueblo. Se encuentra ubicada en el centro urbano. La mayoría de sus habitantes practican la religión católica.

La iglesia San Antonio de Padua es un símbolo de Juncalito; se divisa desde zonas aledañas al pueblo. Se encuentra ubicada en el centro urbano. La mayoría de sus habitantes practican la religión católica.

SENDEROS A RECORRER
El sendero que tiene como destino al Pico Duarte no está habilitado. Aunque la ruta empieza en la zona urbana de Juncalito, el proyecto tiene como punto de partida Cerro Prieto, un paraje a corta distancia del lugar, donde se pretende construir alojamientos y otras facilidades .

Hay otro trayecto alternativo que parte desde el centro y recorre lugares colindantes con el pueblo. Tiene una distancia aproximada de 3 kilómetros. Incluye visita a balnearios y contemplación de las montañas. Puntos a visitar: Salto San Lorenzo, 45 metros de altura, y la confluencia de dos ríos que bordean a Juncalito: Jagua y Gurabo. Además, el cerro Pico Alto y el paraje Los Arroyos.

Entre el café y el verdor de sus montañas
Uno de los principales obstáculos para el despegue del turismo era la destrucción, casi en su totalidad, de su carretera principal, una vía de alrededor de 23 kilómetros. Hace más de un año, en una visita sorpresa del presidente Danilo Medina a ese destino, éste dispuso la pavimentación de este tramo carretero; su reconstrucción era un reclamo de sectores empresariales, religiosos y comunitarios.

Si bien en Juncalito no hay hoteles ni restaurantes para ofrecerles a los visitantes, los miembros de Unidos sin Fronteras confían en su potencial ecoturístico para fortalecer el desarrollo socioeconómico de esta comunidad. En consecuencia, la entidad diligenció un curso sobre ecoturismo por medio del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep).

Cerca de 22 personas se están formando como guías ecoturísticos.

Pese a que la falta de planificación de todos los sectores que conforman Juncalito limitan la visitas de turistas que buscan en las montañas un espacio para tener contacto con la naturaleza, los miembros de la fundación trabajan para convertir a este punto en una oferta de turismo ecológico competitivo, a la vez que conservan el ambiente y mejoran el bienestar de la población local.

“Estamos trabajando en los proyectos ecoturísticos que nos hemos planteado; tenemos todas las ideas, pero necesitamos apoyo; se le ha planteado al Ayuntamiento que se involucre, pero no lo ha hecho”, sentenció Tavárez.

Ruta del café
Juncalito es considerado el productor de café con mayor calidad de la región del Cibao y del país, debido a que se cosecha en las alturas de la Sierra. Este producto tiene tanta importancia para la economía del pueblo que “el 70% de los juncaliteros vive de la recolección del café”, sostuvo Neury Espinal, tesorero de Unidos sin Fronteras.

Camino al paraje Cerro Prieto, con una altura cercana a los 1,300 metros sobre el nivel del mar, lindan la mayoría de las fincas donde se cosecha el producto. Allí, los productores trazaron la ruta del café. Quienes optan por recorrerla viven la experiencia de producción, recolección, secado y procesamiento del café.

Ruta religiosa
Cada Martes Santos en el pueblo se dramatiza la Pasión de Cristo. La festividad comprende una procesión hasta El Cacique. Ésta se ha convertido en una tradición.

También lo es la celebración de sus fiestas patronales.

CARENCIAS EN LA SIERRA
Los habitantes de Juncalito explicaron que no tienen un acueducto que les provea un flujo constante de agua hasta sus casas. Hace 1 2años que el Estado empezó a construir uno, pero no se han retomado los trabajos.

Aunque la comunidad cuenta con una policlínica, no es suficiente para asistir a los pacientes. Por ello, el Ministerio de Salud erigió un centro asistencial más amplio y con mejores equipos médicos, no obstante, los moradores siguen en espera de su apertura.

Humberto Adames

Listindiario.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s