Desafíos de los padres

padresLos padres deben conjugar misión, visión y valores para cumplir con eficacia su condición de guía de la familia, porque tienen una gran responsabilidad: trazar las pautas para que sus hijos marchen por caminos correctos. Es deber de los progenitores garantizar alimentación, educación, sana diversión, orientación y estabilidad emocional a sus vástagos, es decir, impregnarles fortaleza material y espiritual.

¿Cumplen los papás con sus roles? Como este domingo es “Día del Padre”, es propicia la ocasión para reflexionar en el marco de una autocrítica en busca de determinar las debilidades y descuidos, porque es una gran oportunidad para tomar consciencia de la necesidad de superar los errores que trastornan un proceso adecuado en los hogares.

Es oportuno instruir a niños y adolescentes en valores, principios éticos, moralidad, honestidad, responsabilidad, humanismo, civismo, amor patrio, cultura y supervisar el rendimiento académico, en razón de que garantiza la formación íntegra de seres humanos que asumirán compromisos políticos, sociales y económicos, o sea, que asumirán la conducción de las instancias públicas y privadas de la nación.

No obstante, esto es vital, formar a la niñez y a la juventud requiere de consagración, abnegación, vocación, voluntad y pragmatismo, porque no es cuestión de retórica. Es indispensable armonizar un comportamiento decoroso y una conducta paradigmática, pues es esencial predicar con el ejemplo.

Hoy día, es una realidad latente, se complica la tarea de los padres, porque la crisis económica, la  descomposición de la sociedad, desintegración familiar, el narcotráfico, los bombardeos de antivalores a través de las redes sociales y los estímulos negativos que se expresan en el medio ambiente se han convertido en serias amenazas que obstaculizan la comprensión, la confianza y los nobles sentimientos en el hábitat hogareño.

Hay muchos padres responsables, pues vencen todas las adversidades para proporcionarle tiempo con calidad, atenciones especiales y orientar a sus descendientes por senderos luminosos. A ellos nuestras felicitaciones.
Otros, en cambio, abandonan a sus hijos desde la procreación y nunca se ocupan de su existencia, por tanto, son culpables de las desgracias de sus criaturas, e inclusive hasta del surgimiento de delincuentes.

En el “Día de los Padres” congratulamos a quienes son excelentes en esa tarea; y exhortamos a los que se distancian de la labor a meditar para que entiendan que deben reorientar su comportamiento y ocuparse de los seres que engendraron.
Bendiciones y felicidades padres. Que disfruten su día.

lainformacion.com.do/opinion/editorial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s