Los haitianos y el caballo de Troya

haitianos

Tal como ocurrió miles de años, cuando los griegos fabricaron un caballo como regalo a los troyanos, los cuales nunca imaginaron que dentro estarían las tropas que los subyugarían, al derrotarlos y vengar el rapto de Helena por Paris, sucede en la actualidad otro tanto, con la invasión pacífica y planificada realizada por los hijos de Toussaint Louverture. La isla había sido única e indivisible desde el año 1697 hasta el año 1844. El patriota haitiano Toussaint Louverture, había votado una Constitución en la cual se consignaba que: “la Isla Hispaniola era única e indivisible”, afirmación que ha sido mantenida por las constituciones haitianas posteriores.
Nuestro historiador Daniel Balcácer, director de Efemérides Patrias, el mes pasado señaló que el Gobierno Dominicano debía prestar mayor atención a las ciudades establecidas en las provincias fronterizas, las cuales languidecen en razón del éxodo acelerado de sus habitantes y la suplantación de los mismos por nacionales haitianos.
Podemos afirmar, que la frontera dominicana solo existió durante el régimen de Trujillo. En aquella funesta “Era” cuando a un guardia los destinaban a la frontera, era porque había caído en desgracia o por culpar algún delito. Sin embargo, ahora, los guardias se desviven para que los pongan de puestos a lo largo de la extensa frontera, ya que el menguado sueldo que reciben es reforzado por el permitir que los ilegales crucen la misma, por una suma determinada de dinero. Por eso, en la actualidad la frontera es una quimera, donde solo los altos mandos, de vez en cuando, efectúan una de esas farsas con un nombre exótico “operación para salvaguardar la frontera”, agregándole para mayor énfasis “de los ilegales haitianos”.
Una vez señalamos que el presidente Leonel Fernández, en lugar de erigirles la Universidad en La Limonade, que originalmente se le iba a designar con el nombre del profesor Juan Bosch, sin embargo los haitianos lo cambiaron por el de Henry Christophe, que sepamos nunca ejerció el magisterio, pero sí se constituyó en Emperador, con una corte ridícula, que se suponía era para enfrentar las huestes militares francesas. Si ese dinero no se hubiese despilfarrado en una universidad, la cual tiene un ínfimo número de estudiantes y se hubiese invertido en uno, o dos hospitales de maternidad, de la vertiente haitiana, hoy no tendríamos la enorme cantidad de mujeres haitianas que vienen únicamente a parir en nuestro territorio, con las consecuencias legales que de esta acción se deriva, las cuales constituyen una mayoría de dos a una con respecto a las parturientas dominicanas.
Haití pertenece al CARICOM (Comunidad del Caribe y Mercado Común) organización que constantemente vitupera nuestro país tildándolo de xenófobo y racista; sin embargo, todos los miembros de esa organización caribeña rechazan tajantemente cuando los haitianos tratan de evadir su pobreza y se aventuran en frágiles embarcaciones para llegar a las islas Bahamas, Bermudas y la costa de la Florida. La semana pasada el Gobierno de Guyana negó dar refugio a 154 haitianos alegando que por el hecho de provenir de un país miembro del Caricom serían considerados como visitantes y no como refugiados. Este país Departamento de Francia, con una extensión territorial de 214,970 km2 y solo alrededor de 250,000 habitantes, sería el hábitat ideal para ellos, ya que hablan el mismo creole, está casi desahitado y hasta tienen el mismo color de la piel. Entonces ¿Por qué Francia, que conjuntamente con los Estados Unidos de América, Canadá y Venezuela, apuestan por la “unificación de la isla”, no destinan ese territorio para albergar miles de haitianos?
Brasil, Costa Rica, Ecuador, Venezuela, México y varios países de Centro América, se niegan a permitir la presencia de haitianos en sus territorios, pero cuando en contados casos cuando nosotros deportamos ilegales, nos caen para apabullarnos la O.E.A., Americas Watch y otras organizaciones que comulgan con la idea de la fusión. Que lo tengan presente: ¡Jamás lo permitiremos!
Es más fácil abogar porque sea nuestro país, casi tan pobre como ellos, que los albergue en nuestro territorio, depredando nuestros bosques para la elaboración de carbón vegetal, quitándoles plazas de trabajo en los hoteles turísticos del Este, acaparando el mercado informal de frutas en las ciudades y con ínfulas también de invadir el negocio del “motoconcho”.

Si algún día se suscita una conflagración cuando ya los dominicanos estemos hartos de tantos “pities”, habría que culpar los gobiernos del PLD, que han permitido esta “invasión pacífica” y de los guardias que debieran proteger la frontera y no comercializar con la misma.

hoy.com.do/los-haitianos-y-el-caballo-de-troya

Carta al presidente Medina

Presidente Danilo Medina

Presidente Danilo Medina

Que hable el Presidente

Señor Presidente: la avalancha de migrantes haitianos hacia nuestro país reseñada por la prensa y corroborada por dominicanos comunes y corrientes que expresan que sus comunidades y barrios se han llenados de haitianos ilegales, que las calles están repletas de comerciantes o marchantas, adolescente limpiabotas, mujeres vendiendo frutas en todas las esquinas, que no observan ninguna prudencia ni respeto para los peatones, el tránsito o el ornamento de la ciudad.

Los hechos de Dajabón, Pedernales, San Francisco de Macorís, donde se ultrajó la bandera dominicana en el barrio 27 de Febrero, y en Neyba y otros lugares, nos dan a entender que la población migrante haitiana busca un lugar, lo pelea y no teme a las autoridades, a las circunstancias ni a las leyes, que se siente protegida por el silencio y la inacción de los dominicanos y por la comunidad internacional que la resguarda contra viento y marea. Es evidentemente que son hechos bien pensados y dirigidos.

Señor Presidente, por favor hable. Que Dios salve a los dominicanos y que los dominicanos mañana lo juzguen. Víctor Cuevas.

cartaalpresidente@diariolibre.com

Allende de nuestro límite fronterizo

mapaSi la obediencia es el resultado del  instinto de las muchedumbres, el motín es el de su reflexión. Napoleón Bonaparte

Es un hecho ineludible  que allende de nuestros límites fronterizos existe un amplio conglomerado humano, de personas, de familias que están atravesando  complejas situaciones socioeconómicas, consecuencia de innumerables problemas internos de su país generados por sus autoridades  etc. Que motivan a que sus máximas autoridades y dirigentes promueven o  plantearan, ya no solapadamente, que durante varios años debe haber una inmigración de más de doscientos mil personas  natales de su país para que arriben a otros países  que se encuentren en superiores condiciones de vida de  las que no disfrutan  actualmente. Eso acontece en Haití.

Arriban a nuestro país por miles pero acaso cuestionándonos, ¿hay entre Haití y la República Dominicana una delimitada frontera? ¿Pero existe un límite fronterizo que divide esta magnífica isla ocupada por dos naciones, si es que Haití puede considerarse así?  Los problemas que confrontamos fueron originados desde muchas épocas atrás y a los mismos se le está buscando una solución, mas sin embargo, todavía quedan sinsabores en nuestra población.

La insistencia de la gran mayoría del pueblo dominicano se concentra en que se debe controlar el avasallamiento de nacidos allende de nuestros límites  fronterizos que ingresan traspasando dicha frontera con  ilegalidad. Uno de los planteamientos es la disposición efectiva de la construcción de un gran muro para que se les facilite a nuestras Autoridades y a las Fuerzas Armadas de la nación, el efectivo control de una inmigración irregular desde el territorio aledaño. Realmente es impostergable que el inicio del levantamiento, de la erección de un muro divisorio entre las dos naciones, más aun cuando Haití dispuso la construcción de varios kilómetros de un muro divisorio.

Entonces, cabe cuestionarnos ¿Cómo un país  sin recursos económicos, atravesando una situación calamitosa puede emprender la construcción de un muro divisorio y en nuestro país, las autoridades competentes dejan las cosas pasar y no toman las  decisiones pertinentes para iniciar la construcción de un muro divisorio en los límites fronterizos, a fin de facilitar el  control,  el paso inescrupuloso y continuo de indocumentados haitianos y de otras nacionalidades, de una inmigración irregular a todas luces ya que no cuentan con las autorizaciones adecuadas para ingresar regularmente a nuestro territorio?.

Hace apenas unos días fue iniciado el proceso de regulación y naturalización de personas que residen irregularmente en nuestro territorio, muchos de las cuales ingresaron clandestinamente a nuestra nación o por otros medios. Esto constituye un gran paso que deberá concretizarse satisfactoriamente con aquellos que cumplan las regulaciones establecidas.

Mientras tanto, cabe esperar y tomar ciertas medidas con aquellos nuevos inmigrantes que están ingresando a  nuestro país  de forma irregular ya quieren obtener la autorización de permanecer sin hablar una sola palabra de nuestro idioma español,  violando los parámetros existentes manifestadas en el decreto expedido y por lo tanto no son personas que cumplan los procedimientos de regularización o naturalización. Esos deben ser deportados.

Describimos algunos casos del porque muchos de los dominicanos  objetan ciertas medidas tomadas como son la  de  suspender las deportaciones, acto que solo será validado para aquellos que se acojan al proceso de la naturalización y regulación, aprobado recientemente, según sea el caso de cada uno de los involucrados.  Pero para aquellos que ingresen fuera de las fechas establecidas, deberán ser repatriados a su país de origen. Deberemos continuar en una próxima intervención ya  que hay temas inconclusos.

lainformacion.com.do

Nadie recordó los 150 años de la muerte de Mella

Casa donde vivió Mella

Casa donde vivió Mella

Santiago.- El historiador Edwin Espinal lamentó que no se hiciera un acto para recordar ayer los 150 años de la muerte de Matías Ramón Mella.Recordó que previó a esta fecha sometió a la Dirección Regional Norte del Ministerio de Cultura, la propuesta de pintar un mural en una de las paredes del edificio que ocupa el solar donde estuvo la casa en que murió este padre de la Patria, pero lamentablemente no pudo ser asumida por limitaciones presupuestarias.

“Ninguna otra instancia nacional o local se sintió motivada a recordar la efeméride, que en este año cumplía un aniversario redondo. Con esto se hace así un flaco servicio a la preservación de nuestra memoria histórica”, indicó el historiador. La casa de Mella está ubicada entre las calles 16 de Agosto y Cuba y en ella funciona ahora un negocio para arreglar lavadoras. Mella murió en Santiago el 4 de junio de 1864.

elcaribe.com.do

http://desdesantiago.net/2010/07/24/lugar-donde-murio-nuestro-padre-de-la-patria-matias-ramon-mella/

Trujillo y el Himno Nacional

himnonacionalUn día como hoy, 30 de mayo de 1934, hace exactamente ochenta años, el entonces presidente de la República Dominicana, Generalísimo Rafael Leónidas Trujillo Molina, promulgó la ley que declaró oficial el himno que treinta y siete años antes (1883) habían compuesto el laureado músico José Reyes ( 1835-1905 ) y el poeta y maestro puertoplateño Emilio Prud – Homme (1856 – 1932). Según lo establece nuestra Constitución, el Himno Nacional “es único e invariable” (Art.33).

Del Himno Nacional es muy poco lo que sabe el dominicano promedio. Pero como toda manifestación humana, nuestro canto a la Patria también tiene su historia.

Compuesto en el primer semestre de 1883, se tocó y cantó por primera vez el día 17 de agosto de ese mismo año en una de las veladas patrióticas celebradas por la prensa nacional en los salones de la Logia Esperanza (Santo Domingo), para conmemorar el vigésimo aniversario de la Restauración política de la República.

Conviene aclarar, sin embargo, que este no fue el primer himno patriótico que se compuso en el país. Treinta y nueve años antes (1844), el poeta y patriota Félix María del Monte (1819 -1899), y el coronel músico Juan Bautista Alfonseca (1810 – 1875), compusieron la misma noche en que se proclamó la independencia nacional, el himno que nuestra historia literaria registra con el nombre de Canción dominicana.

Sigue leyendo

Una Ley Liberalizadora

banderadominicanaPasará a la historia, después que sea aprobada la ahora denominada Ley de Naturalización, como la ley que liberó a la Nación Dominicana de ser llamado un país esclavista, libró al Gobierno Dominicano de detentar un problema para el cual no estaba preparado al instante de asumirlo, contentó a muchos dominicanos y sembró en otros interrogantes para las cuales, sin duda, no aparecerán respuestas.

Los países de mayor desarrollo relativo de Europa limitan el número de inmigrantes; España devuelve desde demarcaciones extraterritoriales bajo soberanía española, a miles de africanos que intentan utilizar ese paso hacia el territorio continental español; Italia dejó morir en la isla de Lampedusa, a decenas de africanos que pretendieron utilizar ese promontorio para penetrar a la península; famoso fue el caso de la niña romaní o gitana, sacada del autobús que transportaba otros escolares, para expulsarla de Francia. En general, cabe agregar, los gitanos son preteridos en los países europeos, desprestigiados, aislados y discriminados, sin que ninguna entidad de derechos humanos, diga nada.

Sigue leyendo

Realizan campaña en defensa de símbolos patrios del país

El operativo cubrió calles en varias ciudades, incluyendo Santo Domingo, Bávaro en Higüey, Santiago y Dajabón. (Fuente Externa)

El operativo cubrió calles en varias ciudades, incluyendo Santo Domingo, Bávaro en Higüey, Santiago y Dajabón. (Fuente Externa)

La organización Voces Soberanas, afiliada a la Coalición Dominicanos por la Patria, informó este lunes que realizó un operativo pacífico  contra el acto en que nacionales haitianos pisotearon una Bandera dominicana, lo cual definieron como un irrespeto a la Patria.

Durante la actividad, denominada “Defendiendo Nuestro Territorio”, los miembros del grupo realizaron bandereos y repartieron estampillas y calcomanías con los símbolos patrios en varios puntos del país.

En una campaña para contrarestar el reciente irrespeto a los simbolos Patrios y al territorio Nacional, la organización patriótica Voces Soberanas, afiliada a la Coalición Dominicanos por la Patria, ha realizado la protesta y operativo “Defendiendo Nuestro Territorio”, haciendo bandereos y repartición de estampillas y calcomanias “Defendiendo Nuestro Territorio” en las calles del pais.

El operativo cubrió calles en varias ciudades, incluyendo Santo Domingo,  Bávaro  en Higüey,   Santiago y Dajabón, indica la a través de una nota de prensa.  “El operativo se realizará en  Moca y San Juan de la Maguana próximamente”, dice la nota.

De igual manera, Voces Soberanas  denunció que el gobierno se apresta a una masiva legalización de ilegales extranjeros en perjuicio del al país, algo nunca hecho en otras naciones.

Haitianos apresados

El viernes pasado unos 20 nacionales haitianos fueron apresados en Moca, provincia Espaillat, para ser investigados en torno al ultraje de la Bandera dominicana que fue captado en un video.http://96.127.128.58/admin/js/tiny_mce/themes/advanced/img/trans.gif

Los extranjeros fueron detenidos la tarde de este viernes en la comunidad de La Esquina caliente, de Juan López, en Los robles.

elcaribe.com.do