Eduardo Brito .El más IMPORTANTE barítono de República Dominicana

brito_eduardo

Eduardo Brito

 

Su nombre era José Eleuterio Brito y nació en los Cerros de Navas, en la provincia de Puerto Plata el 21 o el 22 de enero de 1906. Hijo de Julián Brito y Liboria Aragonés.

De niño se trasladó junto a su familia a la ciudad de Santiago de los Caballeros, donde llamó la atención de los transeúntes mientras lustraba zapatos y entonaba canciones de época. Desde los quince años cantó serenatas junto a músicos de mayor edad como Bienvenido Troncoso. Después, integró el Sexteto Morel en Puerto Plata, su ciudad natal, y más tarde en el Café Yaque, de Santiago. }

Con 17 años de edad debutó en la ciudad de Santo Domingo en el Coney Island, Café Arriete, Trocadero y el HOTEL Fausto, plazas codiciadas entonces por los artistas del género y donde recibió contratos para presentarse.

En 1924 con la canción “Amar, eso es todo”, ganó en Santiago de los Caballeros el primer premio en el concurso patrocinado por el Jabón Candado que promocionaba el trío cubano Floro Zorrilla, Manuel Corona y Antonio Zaldívar. De la música popular, sin escuela y semianalfabeto, pasó a la música operática por breve lapso de tiempo con su participación en el montaje del Cuarteto de Rigoletto de Verdi que realizó el maestro Luis Rivera.

En su educación musical fue importante la amistad con el maestro Julio Alberto Hernández, quien tutelaba el grupo Cuadro Artístico, el cual reunió IMPORTANTES voces y que se presentaba en Santiago, San Pedro de Macorís y Santo Domingo.

El 3 de noviembre de 1929 contrajo matrimonio con Rosa Elena Bobadilla, procedente de una familia de músicos y cómicos, como los conocidos Chispita y Luisita, cantante de ritmos nacionales e internacionales. En 1929 fue a Nueva York con su esposa y otros artistas. Hizo sus primeras grabaciones con la firma R.C.A. Víctor. Sones y melodías consideradas boleros, acapararon el interés internacional.

Tras una larga vida artística, llegó a ser el único dominicano que fue aceptado en los escenarios de la zarzuela española. En 1932 conoció al compositor cubano Eliseo Grenet quien lo contrató para integrar la compañía musical Cubanacán. Cantó “La Virgen morena” en la zarzuela de Madrid. Aparte de su voz, su porte indiano fue un atractivo especial para el público. “Lamento esclavo” y “Mi vida es cantar” constituyeron grandes éxitos en su voz. Nunca abandonó la música popular ni los aires dominicanos. Estrenó merengues, guarachas, viajó a Colombia, Venezuela, Puerto Rico. La pequeña fortuna acumulada la perdió en España a raíz de la Guerra Civil.

En 1942 comenzaron sus problemas de salud que se agravan en 1944 en Nueva York. Al retornar, prácticamente repatriado, comenzó a sufrir sífilis cerebral y a luchar contra la locura.

Falleció en el Manicomio de Nigua, el 5 de enero de 1946, pocos días antes de cumplir sus 41 años.

En su honor, le fue puesto su nombre al Teatro Nacional.

Bibliografía

Céspedes, Diógenes: “Teatro Nacional Eduardo Brito”, en Hoy, 29 de septiembre de 2006.

Gómez Sotolongo, Antonio: “Otro enero para Eduardo Brito”, en Revista [A]hora, Santo Domingo, edición No 1241, 11 de febrero de 2002.

https://www.facebook.com/historiadominicanaengraficas