Un día como hoy murió Juan Pablo Duarte

Juan Pablo Duarte y Diez, Padre de la patria.

Juan Pablo Duarte y Diez, Padre de la patria.

Santo Domingo.-Un día como hoy, pero en el  1876, murió Juan Pablo Duarte y Diez,fundador de la República Dominicana. Quien junto a Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez inició la gesta libertadora que logró la separación del territorio nacional, el 27 de febrero de 1844, tras 22 años de ocupación haitiana.

El 7 de junio de 1864, Duarte fue enviado como cónsul al exterior con el objetivo de recolectar fondos para la causa restauradora. Esta misión terminó por convertirse en otra especie de exilio, aunque no se puede afirmar que esa fuera la intención del gobierno restaurador. A Duarte le fue ofrecida una pensión honorífica que fue incumplida y se quedó en Venezuela con su familia, subsistiendo de ingresos provenientes de una fábrica de velas.

A pesar de que el presidente Ignacio María González  le pidió que regresara, Duarte permaneció en Venezuela hasta su fallecimiento.

Los restos del prócer se encuentran, junto a los de Matías Ramón Mella  y Francisco del Rosario Sánchez, en el Altar de la Patria.

Duarte nació el 26 de enero de 1813 en Santo Domingo. Sus padres fueron Juan José Duarte, oriundo de Vejer, provincia española de Cádiz, y Manuela Díez Jiménez, oriunda de El Seibo, hija a su vez de padre español y madre criolla.

Ideó y presidió la organización político-militar clandestina La Trinitaria, creada para luchar contra la invasión haitiana y por la independencia.

Esa sociedad, que respondía a una estructura celular, tenía por lema “Dios, Patria y Libertad” y sus primeros miembros fueron Juan Pablo Duarte, Juan Isidro Pérez, Pedro Alejandrino Pina, Jacinto de la Concha, Félix María Ruiz, José María Serra, Benito González, Felipe Alfau y Juan Nepomuceno Ravelo.

Desde el exilio Duarte supervisó y financió la guerra de independencia llevada a cabo por sus compañeros de lucha, lo que derivó en su ruina económica.

Su liderazgo lo convirtió en blanco de acusaciones que lo llevaron a ser expulsado de la recíén creada nación en varias ocasiones. Su visión liberal se vio socavada por las élites conservadoras que pretendían someter el país a las potencias coloniales y volver al regionalismo tradicional. Sin embargo, sus ideales democráticos, han servido como principios rectores para la mayoría de los gobiernos dominicanos. Su iniciativa lo convirtió en un mártir político a los ojos de las generaciones posteriores.

En 1842, Duarte se convirtió en oficial de la Guardia Nacional, a la sazón dirigida por el gobierno haitiano. En 1843 participó en la «Revolución Reformista» contra la dictadura de Jean Pierre Boyer, quien amenazaba con invadir la parte occidental de la isla con intención de unificarla. Tras la derrota del presidente haitiano Charles Herard y la proclamación de la independencia dominicana en 1844, la Junta formada para designar al primer gobernante de la nación eligió por mayoría a Duarte para presidirla pero él declinó la propuesta, tomando el cargo en su lugar Tomás Bobadilla.

Juan Pablo Duarte sostuvo fuertes desacuerdos con sectores conservadores, en especial con el terrateniente Pedro Santana, quien consideraba inviables las ideas independentistas de Duarte. De estas pugnas, Santana salió fortalecido mientras que Duarte sufrió varios destierros y murió exiliado en Venezuela en 1876.

eldia.com.do

Google dedica ‘doodle’ a la Independencia Republica Dominicana

dominican-republic-national-day-2015-5896369713709056-hp

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Este viernes 27 de Febrero el buscador más famoso de la internet “Google” conmemora  los 171 años de la Independencia de la República Dominicana, dedicando su logo “doodle” (imagen de inicio) a la libertad de nuestro país.

Con fuegos artificiales como señal de celebración, Google pone al inicio la opción para que usted comparta esta iniciativa por las redes sociales.

Historia

República Dominicana logró su independencia el 27 de febrero de 1844.  Antes de la guerra, toda la isla La Española había estado bajo el dominio haitiano durante 22 años.

Juan Pablo Duarte (el padre de la patria dominicana), en aquel tiempo era un joven que ayudó a dirigir e inspirar la Guerra de la Independencia de 1844.

Duarte, junto con varios liberales dominicanos fundó una sociedad secreta en 1838 llamada La Trinitaria. Fue nombrada así porque sus nueve miembros originales se habían organizado en grupos de tres.

Cada grupo iba reclutando adeptos, mantenimiento estricto secreto, con poco o nada de contacto directo entre sí, con el fin de minimizar la posibilidad de ser detectados por las autoridades haitianas. Rápidamente iban llegando muchos reclutados al grupo, pero fue descubierta y obligada a cambiar su nombre a La Filantrópica. Sin embargo, continuaron conspirando contra los haitianos.

En 1843, la revolución tuvo un gran progreso: Los Trinitarios se unieron al partido liberal haitiano que derrocó al presidente Jean Pierre Boyer. Sin embargo, Los Trinitarios que participaron en el derrocamiento llamaron la atención del sustituto de Boyer, Charles Riviere-Hérard. Hérard encarceló algunos Trinitarios y obligó a Duarte a abandonar la isla. Mientras estuvo exiliado, Duarte buscó apoyo en Colombia y Venezuela, pero no tuvo éxito.

En diciembre de 1843, los rebeldes le pidieron a Duarte que regresara, ya que tenían que actuar con rapidez porque temían que los haitianos se dieran cuenta de sus planes de insurrección. En febrero de 1844, como Duarte no había regresado (por enfermedad), los rebeldes decidieron tomar medidas de todos modos con el liderazgo de Francisco del Rosario Sánchez, Matías Ramón Mella, y Pedro Santana, un rico ganadero, que comandaba un ejército privado de peones que trabajaban en sus tierras.

El 24 de febrero de 1844, los principales miembros de La Trinitaria, se reunieron esa noche clandestinamente en casa de Francisco del Rosario Sánchez, para acordar definitivamente los planes y poner fecha inmediata a la independencia.

El 25 de febrero, ya todos los planes estaban listos para ser ejecutados, por lo que de inmediato fueron despachados los correspondientes emisarios hacia las diversas regiones del país, con el claro propósito de dar a conocer las decisiones tomadas por el grupo que se reunió clandestinamente en casa de Sánchez.

El 27 de febrero de 1844, los rebeldes, liderados por Sánchez tras la ausencia de Duarte quien había pedido a su hermano Vicente Celestino dar apoyo en su lugar, tomaron la Fortaleza Ozama en la capital Santo Domingo.

La guarnición de Haití, tomada por sorpresa y aparentemente traicionada por uno de sus centinelas, se retiró. Otro grupo de insurgentes, liderados por Matías Ramón Mella llegaron hasta la Puerta de la Misericordia donde Mella tiró el legendario Trabucazo de la Independencia, concomitantemente Sánchez inmediatamente escucha el disparo, izó la nueva bandera dominicana gritando todos al unísono el lema ¡Dios, Patria y Libertad!.

La independencia ya no se podía negar y después de muchas luchas, la República Dominicana había nacido. Se había establecido una forma de gobierno republicano, en un pueblo libre que rechazaba cualquier imposición extranjera, y que, a través del proceso de votación, podría dar lugar a una democracia donde todos los ciudadanos, en teoría, eran iguales y libres.

noticiassin.com

Una épica de cada día

Federico Henríquez Gratereaux.

Federico Henríquez Gratereaux.

Pedro Henríquez Ureña dijo que “la intelección de la idea nacional” en Santo Domingo, es un proceso colectivo que va desde 1820 hasta 1870. Se incuba en un lapso de cincuenta años. Los hitos son: la Independencia Efímera, en 1821; la dominación haitiana, a partir de 1822; la fundación de la sociedad secreta La Trinitaria, en 1838; la proclamación de la Independencia, en 1844; la anexión a España, en 1861; la Guerra de Restauración, que culmina en 1865. Estos altibajos de nuestra historia social son el crisol de la dominicanidad incipiente. En los tiempos de Núñez de Cáceres sólo un pequeño grupo pensaba en la autodeterminación.

En la época de los trinitarios-diez y siete años después-ese grupo ya era mayor; cubría a la mayor parte de la clase media. Juan Pablo Duarte, los fundadores y adeptos de La Trinitaria, son integrantes de este grupo social. Las guerras contra las invasiones haitianas mantuvieron cohesionados a los fundadores del Estado dominicano hasta 1856, fecha de la última incursión del emperador haitiano Soulouque. La anexión a España-entre miedos a la autodeterminación y rebeldías de los sentimientos nacionales -desata una guerra general. Es entonces cuando participan en la actividad política todas las clases sociales de la República Dominicana.

Esa participación, en diferentes regiones del país, es la causa del posterior desarrollo del caudillismo. Precarios medios de comunicación, poquísimas carreteras, favorecieron este “efecto secundario” de la epopeya restauradora. Nos libramos: primero de los haitianos; después de los españoles. No sentíamos ser ni unos ni otros. Por la vieja tradición hispánica, que nos llevó a la “Reincorporación” en 1808, éramos antifranceses; la ocupación por franceses negros nos hizo desear “la separación”. No olvidemos que la “abolición jurídica” de la esclavitud vino acompañada del “trabajo forzado”.

Y con el trabajo forzado –equivalente de la esclavitud- nos obligaron a pagar impuestos para sufragar “reparaciones” a Francia por plantaciones que los dominicanos no habíamos quemado. El gentilicio “dominicano” aparece en una novena a la Virgen de Altagracia, a fines del siglo XVIII. Pero la “voluntad política” es cosa del siglo XIX. ¿Cómo haremos en los nuevos tiempos que vivimos para estimular una épica de todos los días? ¿Es solamente un problema de educación cívica?

A PLENO PULMÓN /     hoy.com.do

Uso inadecuado del escudo dominicano

escudord

Escudo Nacional Carta Magna 2010

Algunas instituciones del Estado se queman en cívica, con el uso inadecuado del escudo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.– Los símbolos patrios son parte de la representación de los Estados soberanos.

En nuestro país el Escudo, la Bandera y el himno Nacional forman una trilogía que nos define como nación, sin embargo, su uso y reproducción de diseño, en ocasiones, pasan a un segundo plano.

La bandera es utilizada de manera indiscriminada para todo tipo de actividades mientras que instituciones públicas y privadas exhiben escudos que no se corresponden con la descripción constitucional; pareciera que el mismo Estado se ha quemado en cívica.

En este día del Natalicio de Juan Pablo Duarte la reflexión debe ser generalizada y las acciones concretas a fin de transmitir a nuestros sucesores, de forma correcta, estos símbolos que son parte de nuestra identidad.

noticiassin.com

Dominicanos recuerdan este lunes nacimiento de Duarte

Juan Pablo Duarte y Diez, Padre de la patria.

Juan Pablo Duarte y Diez, Padre de la patria.

SANTIAGO.-Los dominicanos recuerdan este lunes el nacimiento del padre de la Patria Juan Pablo Duarte, hace 202 años, en el marco de un elevado sentido de nacionalismo y lucha por definir una política migratoria como la pensó el patricio, cuando dijo: Nuestra Patria ha de ser libre e independiente de toda Potencia extranjera o se hunde la isla”.

En ocasión de este aniversario de nacimiento de Duarte, un sinnúmero de actividades se realizan en Santiago que se inician con el entesamiento de la bandera frente a la Gobernación.

También un desfile escolar y de autoridades educativas que parte desde la calle 30 de marzo hasta la estatua del patricio Juan Pablo Duarte, frente al Ayuntamiento.

Habrá un acto en honor a Duarte, donde hablaran la gobernadora, la directora regional de Educación, entre otras personalidades de Santiago.

Duarte fue quien más pensó en la salud de la patria y por eso en otro de sus pensamientos, agrega “Los enemigos de la Patria, por consiguiente nuestros, están todos muy acordes en estas ideas; destruir la nacionalidad aunque para ello sea preciso aniquilar a la Nación entera”.

El padre de la patria, es el hombre más respetado de los nacidos en el país y todo en reconocimiento a su arrojo e entregarlo todo a cambio de nada.

Es por ello, que al cumplirse el nuevo aniversario de su nacimiento los dominicanos recuerdan a Duarte como el padre de la patria, hombre inmaculado que supo respetar la Ley y los derechos.

Juan Pablo Duarte nació el 26 de enero del 1813 en la ciudad de Santo Domingo. Luego de hacer sus primeros estudios en ella, marchó a Europa, a mejorar sus conocimientos, y de allí regresó con la idea de independizar la Patria, que se hallaba sometida a Haití.

Hizo una intensa campaña para ganar prosélitos. Fundó tres sociedades: La Trinitaria, La Filantrópica y la Sociedad Dramática, que lo ayudaron en su obra. Contribuyó al derrocamiento del régimen haitiano de Boyer, y formó parte del gobierno de Charles Riviere, que sustituyó al anterior.

Descubiertas sus actividades independentistas, tuvo que abandonar el país; regresando el 15 de marzo del 1844, una vez proclamada la Independencia, el 27 de febrero del mismo año, gracias a los esfuerzos de Sánchez y de otros patriotas. Fue recibido triunfalmente y se le hizo comandante del Departamento de Santo Domingo y vocal de la Junta Gubernativa, que gobernaba la República.

A poco de regresar, entró en conflicto con Pedro Santana, jefe del Ejército del Sur, que era uno de los principales caudillos del bando o partido conservador, de tendencias colonialistas o anexionistas.

Como dicho partido se había adueñado del poder, la mayor parte de los miembros de la Junta eran derechistas, conservadores o anexionistas, y estaban empeñados en convertir la recién nacida República en un protectorado francés.

Duarte, ante el peligro que esto representaba para el triunfo de sus ideales independentistas, encabezó la sublevación que destituyó a varios miembros de ella y los reemplazó por otros, liberales o izquierdistas, que eran opuestos, como él, a toda anexión o protectorado.

La nueva Junta envió a Duarte al Cibao a obtener el apoyo de aquellos pueblos y del Ejército del Norte. Estos proclamaron a Duarte presidente de la República, pero Santana protestó contra ésto, y apoyado por el Ejército del Sur, se sublevó contra la Junta Gubernativa. La disolvió y la sustituyó por otra integrada en su casi totalidad por personas de su mismo partido, y presidida por él.

Tan pronto se consideró dueño de la situación, dispuso el apresamiento de Duarte y de los que lo habían apoyado en su proclamación presidencial. Duarte evitando una guerra civil, que el enemigo (Haití) hubiera podido aprovechar, no apeló al Ejercito del Norte.

Se dejó apresar por Santana, que hizo que la Junta lo declarara traidor a la Patria y lo expulsara del país.uarte estuvo muchos años en Venezuela, donde fijó su residencia, y durante todo este tiempo se mantuvo ajeno de la política, pero al enterarse de la anexión a España, protestó contra la misma. Preparó una pequeña expedición, que desembarcó en Montecristi, y ofreció sus servicios al gobierno restaurador.

lainformacion.com.do

Historiador llama dominicanos a “asumir a Duarte” revolucionario

espinal

El historiador Edwin Espinal Hernández

SANTO DOMINGO. El historiador Edwin Espinal Hernández llamó ayer a los dominicanos a “asumir a Duarte”, durante la conferencia “Duarte: Nacionalismo y Soberanía” que dictó en la sede de la Cámara de Cuentas, con motivo de la celebración, el próximo lunes, del 202 aniversario del nacimiento del padre de la patria.

“No asumir al Duarte idealizado como nos han presentado, sino al Duarte revolucionario, al Duarte que se plantea un respeto por la dignidad, un respeto a la independencia nacional y al mantenimiento de la soberanía, sobre la base del nacionalismo”, abundó el intelectual, que contextualizó -a pedido de los anfitriones- su disertación con la situación actual del país frente a Haití.

De acuerdo con su exposición, el pensamiento de Duarte “nos da la clave para resolver esta situación”. “Las claves que plantea Duarte en una de sus frases es que el ‘gobierno debe mostrarse justo y enérgico’, y si no hay esa demostración de justicia y energía por parte del Estado, por supuesto que vamos a perder la soberanía alcanzada en 1844 y la independencia, no tendríamos consecuentemente honor para defender nuestra libertad”, comentó.

A su juicio, este gobierno ha mostrado evidencias de un respeto a la soberanía, cuando el presidente Danilo Medina asumió la defensa de la sentencia 168-13 en escenarios internacionales, y con la promulgación de la Ley 169-14 sobre naturalización, pero entiende que otros hechos ocurridos con posterioridad –como el ataque al consulado dominicano en Anse –a- Pitre- han evidenciado que “ciertamente” ha faltado energía del gobierno.

Espinal Hernández indicó que Duarte adquirió sus ideas nacionalistas durante su estancia en Europa, adonde fue a estudiar cuando joven, y destacó que mantuvo esas ideas a lo largo de su vida, y consideró que defenderlas marcó negativamente su destino.

diariolibre.com

Historiador contradice versión tradicional sobre Duarte

Juan Pablo Duarte y Diez, Padre de la patria.

Juan Pablo Duarte y Diez, Padre de la patria.

SANTIAGO.-El historiador Robert Espinal es el autor de una interesante obra que retrata al Padre de la Patria, Juan Pablo Duarte, como un ser humano, con detalles de su vida sentimental, económica y política. Se llama Duarte como es.

El investigador  y director del Archivo Histórico de Santiago ha desarrollado una investigación de años, que le llevó a leer y releer varias veces los documentos históricos en torno la vida del patricio, su familia, amigos y compañeros.

La obra “Duarte como es”, surge de las preocupaciones de miles de dominicanos, que al igual que él, se han mostrado insatisfechos con las narraciones novelescas sobre el hombre que asumió el reto de proclamar la independencia nacional.

Robert Espinal afirma que sus preocupaciones por conocer el entorno social, sentimental y económico de Duarte lo impulsaron a la obra.

Espinal agrega que durante su vida académica, en la universidad o en los cientos de charlas dictadas en escuelas, liceos, clubes y otras instituciones, el auditorio le ha sorprendido con una serie de interrogantes y juicios en torno a la vida de Juan Pablo Duarte. Esas interrogantes y juicios han sido fruto de que durante muchos años, los historiadores dominicanos han presentado a Duarte como un ser aislado de la sociedad en que creció y vivió y él ha decidido investigar todos esos detalles.

Sigue leyendo

Otorgan a Duarte título Doctor Honoris Causa

duarteCuarenta y una universidades otorgaron hoy el título de Doctor Honoris Causa a Juan Pablo Duarte por ser el creador intelectual, moral y práctico de la Independencia Nacional, fundador de la República, de la patria y de la dominicanidad. En el pergamino que recibió el presidente del Instituto Duartiano José Joaquín Saviñón, junto a otros miembros de esa entidad, se destaca que Duarte con su entrega se convirtió en un maestro que ha enseñado a creer y a amar la verdad, la ciencia, la sabiduría, la libertad, la justicia, la cultura y a vivir con altruismo mediante la solidaridad, el compañerismo y el servicio a la patria.

El acto se realizó frente al mausoleo de los Padres de la Patria, luego de los representantes de las universidades depositar una ofrenda floral con motivo de conmemorarse hoy el 169 aniversario de la creación de la primera Constitución de la República. Los actos se iniciaron con un desfile de los funcionarios y estudiantes de las 41 universidades, así como de militares y funcionarios desde el parque Colón en la Ciudad Colonial, hasta el Altar de la Patria, acompañados de la Banda de Música de la Armada Dominicana. En la Puerta del Conde, se rindieron los honores militares a Duarte, donde se hizo floreo y una salva de 21 cañonazos.

En la ceremonia, además, las academias de estudios superiores entregaron al Instituto Duartiano una toga, virrete y esclavina, que estaban dentro de una caja de cristal, y el anillo de grado. El acto lo encabezó el Gobierno, la ministra de Educación Superior Ciencia y Tecnología, Ligia Amada Melo, oficiales superiores del Ministerio de Defensa y la Policía Nacional.

La entrega del pergamino estuvo a cargo del vicerrector de extensión de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Francisco Terrero Galarza; Príamo Rodríguez, rector de Universidad Tecnológica de Santiago y José Rafael Espaillat, de la UNPHU.
El licenciado Salustiano Mojica, rector de la Universidad Evangélica dijo que Duarte con su ardor desmesurado ya se eternizó en los corazones de los dominicanos.

Consideró a Duarte como el patriota más grande, conspicuo y excelso de nuestros apóstoles libertarios, así como el arquitecto por excelencia de nuestra nacionalidad. Las gracias a nombre de la familia del patriota Juan Pablo la dio Saviñón, quien sostuvo que la resolución, la toga, el virrete, la esclavina y el anillo, estarán un un lugar privilegiado del Instituto Duartiano.

elnacional.com.do

La Casa de Duarte

Juan Pablo Duarte y Diez, Padre de la patria.

Juan Pablo Duarte y Diez, Padre de la patria.

En el año del Bicentenario de Duarte, la casa donde él nació, Isabel La Católica 308 (donde también nació un sueño que, a pesar de tantas negaciones, todavía no ha muerto), está medio derruida, porque los encargados de una reconstrucción dispuesta por el Presidente de la República pararon hace seis meses porque no les pagan. Y ante el patriotismo ritual de la boca hacia afuera, los duartianos preguntan, entre la rabia y la tristeza: “¿Qué ha pasado desde el discurso a los hechos?” Y siguen preguntando: “¿Cuál es el valor  de la palabra de un Presidente?”

Fogaraté / elcaribe.com.do