Patrimonios Nacionales en Santiago: balance negativo

Casa en la calle Benito Monción, entre Del Sol y Máximo Gómez

Casa en la calle Benito Monción, entre Del Sol y Máximo Gómez

De los 16 inmuebles declarados Patrimonio Nacional en Santiago por decreto del Poder Ejecutivo en 1991, cuatro fueron destruidos, dos están deshabitados y sólo cuatro puede decirse que se encuentran en buen estado de conservación.

La casa ubicada en la calle Máximo Gómez No.15 esquina calle Sully Bonnelly, terminada en 1906 por el comerciante Manuel de Jesús Tavares Portes y en la que se fundó la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra en 1962, fue excluida del conjunto protegido por otro decreto en 1993 para así facilitar su destrucción y dar paso al parqueo de la tienda La Sirena.

La casa ubicada en la calle Sánchez No.61, entre las calles Del Sol y Beller, fue arrasada lentamente un fin de semana de 1994 y sustituida por Plaza Lama, en tanto que la casa de la calle Dr. Eldon No.6, esquina calle Cuba, en el sector de Los Pepines, fue arrasada en diciembre pasado.

Ruinas de la casa de Simeón Mencía en la calle 16 de Agosto.

Ruinas de la casa de Simeón Mencía en la calle 16 de Agosto.

En cuanto a la residencia que perteneció al empresario tabacalero Simeón Mencía, en la calle 16 de Agosto No.113, al lado del callejón de la plaza, fue destruida en 2012 y apenas sobreviven restos de su fachada.

Hotel Mercedes, 30 de Marzo esquina Máximo Gómez.

Hotel Mercedes, 30 de Marzo esquina Máximo Gómez.

El emblemático Hotel Mercedes, en la calle 30 de Marzo No.18, es una ruina desde hace décadas, y la casa ubicada en la Independencia No.131, esquina calle España, construida en 1895 por José de Jesús Alvarez Pérez, parece estar condenada a desplomarse, pues se pierde cerrada y carcomida desde hace más de dos décadas.

El Palacio Consistorial, inaugurado en 1897, sede de la Dirección Regional Norte del Ministerio de Cultura, presenta filtraciones, mientras que la casa de la calle Benito Monción marcada con el número 26, entre las calles Del Sol y Máximo Gómez, sobreviviente al incendio de la ciudad en 1863, fue ocupada por detentadores precarios en la década de los 90, después de haber sido declarada de utilidad pública para el fracasado proyecto de la Plaza de la Cultura Santiago Apóstol.

La casa de la avenida Antonio Guzmán Fernández, esquina calle 16 de Agosto, casi se pierde en años recientes, cuando una de las columnas de su galería estaba a punto de ceder, pero fue intervenida a tiempo, aunque posteriormente no ha recibido mayor atención. En la Logia Nuevo Mundo No.5, en la esquina de las calles Mella y Restauración, la sustitución del techo de zinc de su nave principal, ha sido la única intervención relevante de cara a su preservación.

El conjunto de almacenes ubicado en el perímetro comprendido entre las calles Del Sol, 30 de Marzo, Boy Scout y España, ha sido afectado por intervenciones no reguladas y de manera notoria por la construcción, por parte del ayuntamiento, de la Plaza del Buhonero, en el entorno del Mercado Modelo, en tanto que los localizados en la calle Máximo Gómez, entre las calles 30 de Marzo y España, en particular los de su acera sur, son puras fachadas que resguardan la tienda La Sirena.

Casa en la calle Cuba, entre Del Sol y General Cabrera.

Casa en la calle Cuba, entre Del Sol y General Cabrera.

De este desalentador y negro panorama apenas pueden excluirse la Catedral Santiago Apóstol, remodelada por el gobierno a un costo millonario; el edificio de Correos, en la esquina de las calles Del Sol y San Luis; la fortaleza San Luis, rescatada parcialmente gracias al esfuerzo del general E.N. Gustavo Jorge García y la empresa Cementos Cibao, y la casa de la calle Cuba No.58, donde funciona la oficina de abogados J.M. Cabral y Báez, frente al parque Colón.

¿Qué destino le espera al Centro “Histórico” de Santiago? ¿El mismo que a los de Sánchez, Puerto Plata, San Pedro de Macorís, Monte Cristi, Moca, La Vega, San Francisco de Macorís, Barahona? ¿Hasta cuándo las autoridades que deben velar por la preservación del Patrimonio Cultural de la Nación seguirán siendo cómplices por omisión de tanta destrucción? ¿Se entenderá algún día que la Ciudad Colonial no es el único patrimonio cultural construido a preservar y que República Dominicana no termina en los tres peajes que circundan la ciudad de Santo Domingo? ¿Nunca podremos tener un centro histórico republicano rehabilitado? ¿Nos seguiremos quedando con fotos, aldabas y transoms de lo que una vez fue?

El autor es abogado
edwinespinal@hotmail.com

http://www.diariolibre.com/destacada/2014/02/01/i463181_patrimonios-nacionales-santiago-balance-negativo.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s